La resistencia francesa dobla a Macron (Mouris Salloum George: Director General del Club de Periodistas de México, A.C.)

Globalisación

Dentro de diez días, Emmanuel Jean-Michel Fréderic Macron cumple 41 años de edad. Su tarjeta de presentación dice: Presidente de Francia, copríncipe de Andorra y gran maestre de la Legión de Honor. Su llegada al poder lo dice todo: Empleado y asociado de la poderosa firma bancaria Rothschild. Es, pues, el señor Macron, un tecnócrata.

Los días decembrinos no se le acomodaron al Presidente francés para tener un buen cumpleaños. Cientos de miles de trabajadores y empleados se calzaron chalecos amarillos y han tomado las calles de París y otras ciudades francesas.

La resistencia popular es contra las políticas económicas neoliberales.

Incremento al salario mínimo y exención fiscal a pensionistas

El Presidente declaró hace unas horas Estado de Emergencia Económica y Política frente a las movilizaciones multitudinarias que recuerdan el Mayo francés de 1968 en que salieron a las calles millones de obreros y estudiantes. Al año siguiente cayó Charles de Gaulle.

El Presidente Macron seguramente recordó aquellos acontecimientos políticos. Obligado por la fuerza de los hechos dio dos respuestas al pliego petitorio de la resistencia francesa: 1) Incremento de 100 euros al salario mínimo, y 2) Baja de impuesto a las pensiones de los jubilados.

Es obra, lo anterior, de la política de la realidad. ¡Arde Europa! por la rebelión autonómica italiana. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May logra el aplazamiento de la votación parlamentaria sobre el Brexit; en España, el jefe de Gobierno Pedro Sánchez hace acrobacias con la negociación de los presupuestos generales para no verse obligado a adelantar las elecciones.

En la Casa Blanca, el orate Donald Trump es abandonado por su jefe de gabinete. En Argentina, Mauricio Macri no logra espantar la bitachera desencadenada por su anárquica gestión, no obstante el flotador que le lanzó el Fondo Monetario Internacional. En Brasil, antes de que inicie su mandato, al Presidente electo Jair Bolsonaro le empiezan a sacar los trapitos al sol.

En este globalizado México, el horno no está para bollos: Los demonios se han soltado contra el nuevo gobierno. Una advertencia es clara: Siempre se sabe cuando los movimientos sociales se desencadenan: Nunca se sabe ni cuándo ni cómo terminan. Es hora de andar sonda en mano. Macron lo hizo. Signo de sensatez.

Mouris Salloum George

Mouris Salloum George: Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Anuncios

Francia: Represión sin precedentes que no resuelve la crisis ( Por: Guillermo Almeyra Globalizacion 12-12-2018)

 

El gobierno de los multimillonarios, ante el resultado para él alarmante de la manifestación en París del 1 de diciembre, hizo todo lo posible para atemorizar a la población diciendo que este 8 de diciembre, en el acto 4 del conflicto con los Chalecos Amarillos, éstos irían a París para “destruir y matar”.

Inculcó además pánico entre los policías, que pidieron que interviniera el ejército, y estimuló el cierre y el acorazamiento de todos los negocios de los Champs Elysées, movilizó 89 mil robotcops y los blindados de la Gendarmería y, cuando estalló el movimiento de los estudiantes secundarios (los lycéens), los reprimió con detenciones masivas y teniendo esposados y de rodillas o arrodillados con las manos sobre la cabeza a decenas de adolescentes entre 12 y 15 años. Macron preparó así la opinión pública para una grave restricción de la libertad de manifestar y de las libertades democráticas y para una militarización del territorio.

París desde hace 50 años es una vitrina para el turismo de lujo, una ciudad conservadora y rica, un nuevo Versalles ajeno a la vida cotidiana de los franceses. Esa ciudad hostil y carísima que expulsó a los obreros, los artesanos, el pequeño comercio, los estudiantes pobres, los trabajadores en general a los suburbios mucho menos caros donde ellos se mezclan hoy con los desocupados, los trabajadores inmigrados y los bajos fondos.

La Francia popular que vive en las zonas rurales o en las ciudades medias donde las clases todavía están entremezcladas aunque en barrios diferentes no tiene nada que ver con ese París al que ahora trata de rescatar para cambiar el rumbo del país. Esa Francia profunda recuerda y reclama los Estados Generales y los Cuadernos de Reivindicaciones que precedieron la Revolución Francesa en 1788 y, en las ciudades medianas –como Narbonne, Marsella, Lyon- recuerdan también las insurrecciones de 1830, 1848 y la Comuna de París, que intentaron replicar, o 1936 y 1968, con sus grandes conquistas. Es una Francia que sabe que las conquistas se logran en la calle, no en las negociaciones en frío. El ex banquero Macron no comprende que en el ADN del pueblo francés están sobre todo las insurrecciones populares. Como mira hacia las clases dominantes y la alta pequeñoburguesía, que añoran la monarquía, sus oropeles y sus modales, cree poder moverse como un nuevo Bonaparte. Olvida que el pueblo francés de a pie no toma como modelo al Antiguo Régimen sino a los sansculottes que cortaron la cabeza al rey, parásito y traidor a la Nación trabajadora.

Al dejar fuera de juego a las municipalidades del norte (organizadas como comunas) o del sur (que fueron muchas veces repúblicas independientes), prescinde brutalmente de instrumentos de mediación, de amortiguadores sociales. Como no tiene un partido sino un mero instrumento electoral transitorio y, además, pasa por encima del Parlamento y hasta de sus ministros, tampoco tiene contacto con los electores y las élites locales.

Con su desprecio por la gente y su arrogancia, terminó así por reunir a todos contra su persona: desde los jueces, abogados, guardia-cárceles y alcaldes hasta los trabajadores industriales, de los servicios (transporte, escuelas, sanidad), los jubilados, cuya situación empeoró, y los empleados públicos, pues amenaza con despedir 150 mil. Políticamente, se opone a la derecha y la extrema derecha, que son nacionalistas y están contra la Unión Europea, al centroizquierda (Verdes y socialistas) y a los comunistas y los socialistas más radicales de la Francia Insumisa.

Ahora debe hacer frente a una crisis económica que él provocó, a una crisis social profunda y a una crisis política que debe enfrentar sin nadie atrás, ni partido, ni popularidad (que cayó al 25 por ciento). Su única carta fuerte consiste en que los Chalecos Amarillos recién ahora están coagulando sus reivindicaciones económicas y políticas heterogéneas y carecen de organización y de dirigentes políticos capaces de orientar el movimiento hacia una alternativa democrática al régimen y social al sistema capitalista recuperando la vieja solidaridad obrera, las soluciones colectivas y el odio al Estado que el comunismo de Maurice Thorez y Stalin o la socialdemocracia de León Blum, François Mitterrand y François Hollande trataron de enterrar.

¿Qué puede hacer Macron cuando cada sábado tendrá una nueva oleada de Chalecos amarillos en París? Ya tuvo que ceder con el impuesto al diésel y varios de sus proyectos y, si quiere ser por lo menos escuchado, deberá conceder de inmediato un aumento salarial concreto y anular sus planes más impopulares. Podrá intentar salvar la cara y no reintroducir el impuesto a la renta dirigido contra los muy ricos, pero deberá recurrir a tasas a las empresas que reemplacen los impuestos indirectos a todos los trabajadores que deberá eliminar. No podrá seguir defendiendo al gran capital diciendo al mismo tiempo que no es ni de izquierda ni de derecha porque quien trata de sentarse entre dos sillas se da un porrazo.

Con el odio popular que se ha granjeado deberá ahora enfrentar la rabia de los capitalistas, que se sentirán engañados y traicionados. Además, el movimiento de los Chalecos Amarillos es contagioso y en Bélgica, Holanda y Bulgaria ya está activo en medio de una crisis que amenaza a la U.E., con la Merkel que se va y con su propio prestigio por los suelos y en una economía mundial al borde de una nueva precipitación como la de 2008 de la cual Francia comenzaba a levantarse, y también al borde de una profunda crisis ambiental mundial con riesgos, por si fuera poco, de guerra atómica.

Macron pudo llegar al gobierno aprovechando la profunda derrota de los trabajadores y su debilitamiento por la desindustrialización desde los años 90. Ahora involuntariamente prepara las bases para la reconquista del terreno perdido por los oprimidos y un nivel de conciencia superior de éstos que recurrirá a la memoria profunda popular y a las grandes tradiciones históricas de Francia. Entramos en un período confuso y peligroso pero que podría ser también prometedor.

Guillermo Almeyra

Homeopatía: escuche a los médicos

Estimado Lector,

En los últimos tiempos estamos presenciando una brutal e injusta campaña contra la homeopatía.

Incluso los políticos, que deberían velar por nuestro bienestar, han sacado la artillería pesada en su empeño por desacreditarla y privar a los pacientes de sus beneficios. Y determinados medios de comunicación se han prestado al juego.

¡No nos podemos dejar engañar ni manipular!

Hoy damos la palabra a los médicos para que usted pueda escuchar sus argumentos directamente de su boca.

Los doctores Gualberto DíazGonzalo Fernández-Quiroga y Alberto Sacristán llevan años tratando a sus pacientes con todos los medios que la medicina pone en sus manos, incluida la homeopatía.

Por favor, asegúrese de que tiene activado el sonido. En estos tres vídeos le contarán lo que otros no quieren que usted sepa.

Vídeo 1: A quien dice que la homeopatía es “agua con azúcar”…

Las mentiras no se convierten en verdades solo por repetirlas. Efecto placebo, “agua y azúcar”… Escuche a los médicos, que son los que mejor saben por qué funciona y qué beneficios tiene la homeopatía para los pacientes.

Vídeo 2: Quién, cómo, cuándo y por qué hacer uso de la homeopatía

Este vídeo aclara tantas cosas… Escúchelo con atención.

Vídeo 3: ¿Por qué confiar en la homeopatía?

Un médico quiere lo mejor para sus pacientes, y cuando prescribe homeopatía tiene buenas razones para ello. En este vídeo las conocerá todas.

La homeopatía, y con ella el derecho de elección de los pacientes, necesita la ayuda de todos.

Por favor, si aún no lo ha hecho firme y comparta esta petición en defensa de la homeopatía, que algunos atacan sin criterio. Y ayúdenos a difundirla.

En el siguiente enlace podrá leer la petición completa con todos los argumentos para defender la homeopatía y el derecho de los ciudadanos a tratar su salud con terapias que suman y aportan valor.

Lea aquí los motivos por los que firmar esta petición es tan importante.

El Equipo de Tener S@lud 

******************************

Vale la pena difundir todo lo que la homeopatía puede hacer por la salud explicado por los propios médicos que la prescriben. Por eso le animamos a compartir este e-mail en su entorno. ¡En nombre de la salud de todos!

También puede compartirlo utilizando cualquiera de las siguientes redes sociales:

Es oficial: La Comisión Europea respalda la homeopatía frente a los ataques del Gobierno de España

Estimado Lector,

Usted lo supo antes que nadie porque nosotros se lo habíamos adelantado hace unas semanas, pero ahora la postura de la Comisión Europea (CE) es oficial:

Ni va a revisar el marco actual sobre la homeopatía, ni va a lanzar ninguna iniciativa prohibiéndola o poniendo en contra de ella a los ciudadanos, ni va a sacar los medicamentos homeopáticos de las farmacias.

Más claro, agua.

Así de contundente es la posición de la Comisión ante el planteamiento del Gobierno de España, que lleva meses alentando una campaña contra la homeopatía que ha terminado llevando ante las altas instituciones europeas.

El eurodiputado José Blanco, con la intención sin duda de buscar respaldo a la postura del Gobierno de Pedro Sánchez en su persecución a la homeopatía, planteó a la CE si iba a modificar su legislación (es decir, prohibirla y poner trabas a los medicamentos homeopáticos). (1)

La respuesta oficial de la Comisión Europea deja meridianamente claro el respaldo de la Unión Europea a la homeopatía, ratificando además la condición de medicamentos de los medicamentos homeopáticos. (2)

También revela hasta qué punto el Gobierno de España se encuentra solo en su campaña de acoso a la homeopatía.

Y es que otra de las preguntas que José Blanco planteaba es si la Comisión había recibido demandas similares a la española de otros Estados miembros en relación a la homeopatía. La respuesta negativa demuestra que la beligerancia del actual Gobierno no encuentra aliados. El ejecutivo de Pedro Sánchez se encuentra aislado en su irracional batalla contra la homeopatía.

¡No podemos quedarnos ahora de brazos cruzados!

La respuesta de la Comisión Europea nos reafirma en nuestra postura en defensa de la homeopatía dentro del marco de la libertad de elección terapéutica de los pacientes y del respeto a los médicos que la prescriben sin pretender ni mucho menos que la homeopatía sea la única opción.

No podemos dejar que la disparatada postura de un gobierno prive a los pacientes españoles de los beneficios de los que disfrutan los pacientes del resto de Europa.

El propio Ministerio de Sanidad, unos años antes, había concluido respecto a la homeopatía que “los actuales niveles de evidencia pueden ser valorados como suficientes para justificar su utilización en determinadas situaciones clínicas”.

No podemos permitir que el capricho y las obsesiones de un gobierno atenten contra el derecho de miles de pacientes y pongan trabas a todo un país al acceso a una terapia que funciona.

¡Debemos unirnos en favor de la libertad de elección de los pacientes y en defensa de la homeopatía!

Contamos con el apoyo de toda Europa frente a la sinrazón de este Gobierno en lo que respecta a la homeopatía.

  • 100 millones de pacientes utilizan homeopatía en toda Europa.
  • Está incluida en los sistemas sanitarios públicos de países como Suiza, Francia o Reino Unido. De hecho solo en Francia la prescriben uno de cada cuatro médicos.
  • Y ahora la Comisión Europea la ha avalado expresa y firmemente frente a los ataques del Gobierno español.

La homeopatía está sufriendo una vil campaña de acoso, capitaneada por las propias autoridades sanitarias. Los que deberían velar por nuestra salud pretenden cercenar los derechos de los pacientes.

Los médicos que prescriben homeopatía, los farmacéuticos que la dispensan y recomiendan en sus farmacias y los pacientes que la utilizan están viviendo una delirante campaña de acoso, a la que están haciendo el juego ciertos medios de comunicación con oscuros intereses.

Con ello además se están poniendo trabas a su conocimiento y difusión.

No solo debemos velar porque los médicos puedan seguir prescribiendo homeopatía cuando lo consideren la opción más adecuada, así como que los pacientes puedan seguir beneficiándose de ella, sino que debemos ir más allá aún, protegiendo su conocimiento y difusión.

No nos cerrarán la boca. No nos amedrantarán. Y menos ahora que nos sabemos respaldados por las máximas autoridades europeas.

¡Le necesitamos!

Por eso le pedimos que nos ayude firmando esta petición en favor de la homeopatía y de la libertad de elección terapéutica de los pacientes.

Si ya la ha firmado, le pedimos que reenvíe este e-mail a cuantas más personas, sean o no usuarias de homeopatía. Porque lo que está en juego es nuestra libertad de elección terapéutica como pacientes y la defensa de la mejor sanidad.

Esta petición es la forma de proteger el derecho de todo paciente a disponer de más opciones a la hora de ser tratado por su médico, y de impedir que los ataques injustificados e interesados a una terapia que funciona impidan a más pacientes beneficiarse de ella.

Sabemos que esta petición está levantando ampollas y cerrando muchas bocas y debemos llegar hasta el final.

Casi 50.000 personas ya la han firmado. Son muchas, pero debemos ser aún más, para lograr acabar de una vez por todas con esta situación.

Por favor, ayúdenos con su firma a difundir este mensaje.

Firmemos todos para que cada vez más gente conozca la homeopatía y pueda beneficiarse de ella para prevenir, aliviar y curar enfermedades. Porque Medicina solo hay una, y en ella cabe perfectamente la homeopatía.

En el siguiente enlace podrá leer la petición completa con todos los argumentos para defender la homeopatía y el derecho de los ciudadanos a tratar su salud con terapias que suman y aportan valor.

Lea aquí los motivos por los que firmar esta petición es tan importante.

Muchas gracias por su ayuda. En nombre de la salud de todos.

El Equipo de Tener S@lud

Chalecos Amarillos: Usted vale más que nada…no vamos a soltar nada.

La Bajon: comica no tan comica…

Traducción rapida Alteatequieroverde:

Lo siento, no quiero ser responsable de esto.

No quiero envenenar a las personas que me pagan el sueldo.

No quiero traicionar a las personas que votaron por mí, para que defienda sus valores.

Nuestro trabajo ya no tiene sentido. Os hacen pagar impuestos medio ambientales que autorizamos, pero permitimos la deforestación de la Amazonia para que las grandes empresas pueden hacer su aceite de palma. Seguimos manteniendo las compañías farmacéuticas que nunca curaran porque ganan más cuando estés enfermo crónico. Se rescata a los bancos que no te enriquecerán nunca porque ganan más con tus deudas. Os asustan con la inseguridad, pero ¿cómo quiere que la policía haga cumplir la ley cuando los que nos dirigen no la respetan? ¡En todas las paredes de este edificio están grabadas Libertad, Igualdad, Fraternidad! ¡Borradlo! ¡Qué libertad nos queda ahora que las grandes fortunas dirigen nuestros medios de comunicación diciéndonos qué hacer, qué comprar, qué pensar! Y si usted tiene la desgracia de pensar de otra manera, se le trata de utópico, de izquierdista radical, de conspiracionista! La libertad de pensamiento es justo lo que nos diferencia de los animales. ¡Por esta razón os la quitamos! Para hacer de vosotros borregos! Que igualdad nos queda cuando nosotros, los representantes de Francia, ganamos más de 5000 € al mes mientras más de 6 millones de personas que representamos viven con menos de 900 !  Que fraternidad queda cuando disparamos misiles por valor de millones al otro lado del mundo para matar a  personas que no conocemos, mientras suprimen medios a las enfermeras y las acallaran cuando se atrevien a denunciarlo! La divisa de Francia ya no es Libertad, Igualdad, Fraternidad! El ultimo valor que queda en Francia es usted, pero usted vale más que nada! Levantad la cabeza, ustedes valen más que nada! Levantad la cabeza! Usted vale más que nada!

 

Hoy en día todos estamos preocupados

Debemos actuar

Por nuestros padres

Por nosotros

Por nuestros hijos

No crea  ser inútil o impotente

Si no actuamos ahora

¿Qué quedará mañana?

No espere, únase a nosotros el 17 de noviembre

Que esa fecha permanezca para siempre grabada

Y no se olvide

Usted vale más que nada.