Los antropósofos de ELIANT solicitan nuestras firmas

ELIANT no quiere reconocer que se encuentra con la espalda contra la pared por culpa del Codex Alimentarius…no…no. ¡Políticamente correctos hasta el final los antroposóficos! ¡Incluso se demarca de los que alertamos contra el Codex! Pero reconoce que: “a pesar de que la situación no es ideal (…), Eliant confía en los procesos democráticos (…), es cierto que un largo camino queda por hacer (…). “
Que confiados son después de que hayamos visto todos como funcionó el proceso de ratificación del tratado de Lisboa… en Irlanda, Francia y Holanda hubiéramos preferido que la FIFA hiciera respetar la voluntad de los pueblos: un partido no se vuelve a jugar. Nunca. Ya que es voluntad del pueblo. Y que el pueblo es soberano.