Incendio del Villa d’Este: galería de fotos y algunas reflexiones.

foto alteatequieroverde

Domingo 30 de octubre, 1 de la madrugada.

Algunas reflexiones.

Hace dos horas se incendio parte del bar  chill out de la la Olla, Villa D’Este en Altea. Se quemó un chalecito lindante que les sirve de garaje, nos contó una señora que se encontraba allí. A esta hora desconocemos la causa del incendio. El jardín tiene una decoración especial, los consumidores dicen que es un “oasis de tranquilidad, súper romántico, música chill out, luces indirectas, mesas todas distintas, sombrillas blancas, redondas con flecos, cuadradas de lona, bancos de madera lavada, almohadones súper apetecibles, se pueden tomar sandwiches y ensaladas, una tiendecita con todo cosas ideales, vestidos, cinturones, velas, cosas para la casa… o sea…” bueno eso lo describe una mujer que parece bien pija y superficial en su blog.(http://www.demadres.es/index.php/Sofia-Casas/Ocio-y-Negocio.html)

foto alteatequieroverde

Los vecinos no piensan todos igual. En una reunión de la asociación de vecinos de Cap Negret, se habló hace meses de este bar que jodió a muchos con la música bien alta  los sábados de madrugada. Es que no todos los vecinos de la Olla son turistas …muchos trabajan, y descansan cuando pueden y como pueden. Particularmente los fines de semana. Cuando toca. Un antiguo concejal del consistorio nos contó una vez con orgullo que este bar atraía gente de muy lejos… fíjate… Y que esto era muy bueno para Altea. ¿Será por esta razón que este “antro de pijos” empezó su andadura hace un par de años sin autorizaciones? ¿Y que esta situación continuo, al parecer, durante por lo menos 12 meses? Con bastante decepción en la voz una concejala nos aseguró no  irse los “finde” a tomar copas al Villa d’Este…por que no estaba bien que una representante del pueblo tome copas en un sitio que no existe…Pero luego, por supuesto, este lugar de copas se legalizó. Además de no entender como un bar ilegal puede funcionar a sus anchas tanto tiempo sin que pase nada, a los vecinos nos da un poco de yuyu los lugares fantasmas que se imponen a la fuerza, con sus luces y sus músicas que pueden parecer tranquilas para los ociosos y no sobrepasar en decibelios el nivel permitido legalmente, pero jode al vecino.

foto alteatequieroverde

Poco a poco, año tras año, se unen los paseos marítimos, un trozo por aquí, un trozo por allá. Los paseos “verdes” son blancos eléctricos por las noches con  farolas cada 10 metros. Los chiringuitos se unen a los bares con terrazas  en jardines. En pocos años y sin que te des cuenta, los espacios de vida se transforman en espacios de comercio molestos para los vecinos. En un abrir y cerrar de ojos los vendedores de cubatas y paellas que tienen derecho de pernada sobre las costas ,se adueñan de este trozo de litoral limpio y te echan.

fotos alteatequieroverde

Sin embargo, si los vecinos molestos se quejan por esta perdida de calidad de vida que borran rápidamente, los comerciantes enseguida hacen piña con los políticos (¿serán los mismos?) y les echan encima los sagrados argumentos económicos que son de una importancia siempre tan vital. Cuando no hay crisis hay que aprovechar la bonanza para crecer, hacer pelas aunque sea jodiendo al litoral. Pero si hay crisis, hay que joderlo también porque estamos tan pobres… o porque sino otro listillo hará lo mismo que tú y hay que adelantarse . El afán de lucro de algunos comerciantes unido a la dejadez de la autoridad choca con la voluntad de los lugareños de no ceder nada de su calidad de vida. “El progreso de mierda ” chill in chill out hyppijo”no lo queremos”, hemos oído por boca de algunos vecinos. “Solo queremos seguir escuchando cantar el mar a través del fracaso de sus olas y seguir adivinándolas en la oscuridad. Oír el viento peinar las ramas de los pinos y olerlo empapado de romero cuando baja de Bernia.”   Nos tememos que los vecinos tendrán que seguir vigilando muy de cerca su apetecible trozo de costa.

Te dejamos con la galería de fotos. Ah…por cierto, por si acaso hay que precisar: no tenemos nada que ver con este incendio. Vivimos a 300 metros del incidente y nos alertaron el intenso olor a plástico quemado, la humareda y las llamas…

un músico saca su batería
desde el chirringuito "El Cranc"

llegada de los bomberos

Anuncios