Nuestras neuronas entienden de vocales.

Mientras unos desprestigian las medicinas o terapias antiguas o alternativas sin averiguar antes si han sido alguna vez investigadas seriamente, otros, sin querer, nos hacen intuir que la terapia con los sonidos, o la repetición de mantras, pueden ser válidas. Aquí, alteatequieroverde ha traducido un artículo publicado el año pasado, pero su interés sigue vigente.

sonido del Sol: http://www.b-harmony.com/savoir/diapasons/sons/T5S21042.wav

Cada célula de nuestro cerebro es activada diferentemente cuando pronunciamos sonidos específicos, constato un equipo israelí.

Ha’Aretz Tel-Aviv

Científicos israelís han descubierto que cada célula nerviosa está asociada con vocales específicas. Así, algunas células entran en una intensa actividad para algunas vocales  pero se quedan inactivadas para otras. El estudio, publicado recientemente en la revista en línea Nature Comunications, ha sido dirigida por el Profesor  Shy Shoham y el Doctor Ariel Tankus, del departamento de ingeniería  biomédica del Technion -Instituto israelí de tecnología de Haifa, en cooperación con el Itzhak Fried, profesor de neurocirugía en la universidad de los Ángeles y el centro medical Sourasky de Tel-Aviv.

 

Remarcable Selectividad

 

Los investigadores deseaban dibujar la cartografía de la  actividad  cerebral cuando un sujeto pronuncia vocales diferentes. Para eso, han aprovechado pacientes padeciendo epilepsia que ya tenían electrodos implantados en el cerebro en el marco de su tratamiento.

Estos electrodos están situados en dos zonas del cerebro asociado con la palabra y los investigadores han examinado allí centenares de células nerviosas. Han descubierto que algunas de ellas solo se activaban para algunas vocales. “Cuando uno pronuncia i (el sonido ai en fonética internacional), por ejemplo, una célula se activa y cuando se dice la vocal a (el sonido ei en fonética internacional) es el torno para otra”, explica Shoham.

 La selectividad de las células es remarcable. Por ejemplo, durante la experiencia, había una célula que se suponía debía activarse al sonido a, pero no lo hacía siempre. “Era muy extraño, cuenta Shoham. Nos hemos concentrado sobre los análisis  y hemos constatados que, cuando la célula se queda inactiva, la vocal pronunciada era de hecho un aaaa.” Estos nuevos descubrimientos apoyan dos modelos, muchas veces contradictorios, que subyacen la investigación del cerebro.

“existen actualmente dos paradigmas, y cada uno tiene elementos a su favor. Lo alucinante, es que se encuentran ejemplos de estos dos modelos. Uno quiere que las células sean muy selectivas y corresponden a cosas muy específicas. Fried ha descubierto así células  que se podrían calificar de “concept”, las células “Jennifer Anniston”, por ejemplo. Las células reaccionan a esta actriz americana, que sea a su foto o a su nombre. La teoría de la selectividad está en el corazón  de la investigación del el cerebro desde hace más de cincuenta años.” Según el segundo modelo, las células nerviosas reaccionan de manera progresiva a muchas cosas diferentes”. Un concepto o una imagen pueden  desencadenar una reacción diferente  de la provocada por otro concept u otra imagen, pero estos dos conceptos  influencian la misma célula. Se ha constatado ejemplos  del primer modelo  en una zona del cerebro y ejemplos del secundo modelo en otro.

 

Aplicaciones prácticas.

 

Pero los investigadores israelís han notado también otro fenómeno interesante. Los lingüistas establecen las relaciones entre las diferentes vocales en función de las similitudes en su articulación, tal como está presentada en la tabla internacional de las vocales del alfabeto  fonético internacional (API). Sin embargo los investigadores han descubierto une relación entre esta tabla y los esquemas de la actividad cerebral.

El profesor Shoham está convencido que esta investigación tiene aplicaciones prácticas. En principio era su motivación. Una vez dibujado el mapa de la actividad cerebral mientras el sujeto pronuncia algunas vocales, se puede luego enseñar a un logicial a recrear  la pronunciación exacta  identificando la actividad cerebral. Este proceso podría permitir a personas paralizadas  expresarse. “en vez de enseñar al ordenador identificar la actividad cerebral ligada a 200 palabras, el sistema identificaría una silaba después de otra y podría después traducir este flujo  de silabas en palabras”, explica el Profesor Shoham.

 

Asaf Shtuli-Trauning.

traducción alteatequieroverde

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s