Los científicos registraron, durante el eclipse del miércoles, una variación en el movimiento del péndulo del monasterio austriaco de Kremsmünster

                               Parece ser que dentro de poco Tierra será alcanzada por una EMC

El eclipse solar del 10 de mayo de 2013 tuvo lugar en el océano Pacífico con una magnitud de 0,9544 y su faceta anular se mostró en el norte de Australia y en el sur del Pacífico, con una máxima visibilidad de 6 minutos y 3 segundos al este de la Polinesia Francesa. En contraste con el eclipse anterior, que también ocurrió en Australia, esta vez el diámetro angular de la Luna no bloqueó completamente al Sol, y cubrió solo hasta un 91,5%. Indonesia y Nueva Zelanda se oscurecieron parcialmente. (http://es.wikipedia.org/wiki/Eclipse_solar_del_10_de_mayo_de_2013)

La NASA no sabrá antes de 10 años si el
eclipse afectó al péndulo de Foucauhttp://www.elmundo.es/ciencia/pendulo/estudio.htmllt

El monasterio austriaco de Kremsmünster.

La NASA realizó el miércoles un experimento con un resultado, en un primer y rápido análisis, sorprendente. En el monasterio austriaco de Kremsmünster, próximo a Linz, investigadores de diversas partes del mundo vieron cómo el péndulo de Foucault variaba su movimiento durante el eclipse total de Sol del pasado miércoles.

En 1851, el inventor del giroscopio, Jean Bernard Leon Foucault, demostró que un péndulo puede moverse al ritmo de rotación de la Tierra.

El péndulo, que en ese punto se mueve con una oscilación de 11 grados, de repente lo hizo con un movimiento de 10 y más rápido de lo normal. Expertos consultados por este periódico indicaron que habrá que ver con detenimiento los resultados, pero que de confirmarse esta oscilación las leyes de la física podrían verse alteradas.

La propia NASA así se lo plantea. «¿Tienen los eclipses solares algún efecto sobre el péndulo de Foucault?», se pregunta en la presentación de su experimento. Y añade: «En 1954, Maurice Allais indicó que el péndulo de Foucault mostró un movimiento peculiar durante un eclipse de Sol». Y el planteamiento de futuro no se hace esperar: «Si es verdad, estaríamos ante el nacimiento de nuevas cuestiones en torno a este fenómeno».
Qué mejor que aprovechar el oscurecimiento en buena parte del norte del planeta durante el mediodía del 11 de agosto para verificar si las tesis lanzadas por Allais se correspondían o no con la realidad.

EL FUTURO.- El miércoles, el eclipse de Sol fue total sobre el monasterio de Kremsmünster, situado en el estado federado de Alta Austria. Alcanzó un grado de sombra del 102,8%. Es decir, la sensación desde el punto de observación era que la Luna se había hecho más grande que el Sol.

El meteorólogo austriaco Georg Zapletal, implicado en la investigación, fue el primero en anunciar el fenómeno: «Ocurrió algo extraordinario». ¿Por qué? «No tenemos ninguna explicación ortodoxa que revele la razón de este fenómeno», dijo.

Ninguno de los científicos creía en la posibilidad de que cambiase la oscilación del péndulo, puesto que, como se sabe, el giro obedece exclusivamente a la fuerza de la gravedad, y no tiene nada que ver que la Luna se interponga o no entre el Sol y la Tierra, según informa Monica Fokkelman.

La NASA ha grabado en vídeo lo ocurrido en Kremsmünster. La cinta ha sido enviada a los laboratorios que la Agencia Espacial Americana tiene en Alabama. En su información sobre el fenómeno estudiado, los estadounidenses indican: «Los científicos creen que, siendo realistas, les llevará una década descifrar cuáles son las razones» que hacen variar el movimiento del péndulo de Foucault durante un eclipse total de Sol.

MAS ELEMENTOS.- Pero la investigación no cuenta aún con todos los elementos imprescindibles para darse por concluida. Los científicos quieren averiguar aún dos aspectos más: primero, si esta variación en el movimiento del péndulo se ha producido sólo en la zona del eclipse la franja de totalidad recorrió el centro de Europa y parte de Asia o si, por el contrario, se produjo en todo el mundo durante el tiempo que duró este fenómeno. Segundo, debe realizarse una nueva observación en 15 días, cuando la Luna se encuentre en el punto opuesto al que estaba en el momento del eclipse.

El origen de esta investigación, como se ha dicho, está en la mente de Maurice Allais, quien ya planteó la posible influencia de estos apagones sobre el péndulo. «Durante los eclipses totales de Sol del 30 de junio de 1954 y del 22 de octubre de 1959, observé desviaciones en el plano de oscilación del péndulo». Allais, que nació en 1911, ganó el Premio Nobel de Economía en 1988.

Las observaciones de Allais tuvieron reconocimiento mundial, y este economista fue galardonado en 1959 con el Premio Galabert de la Sociedad Astronáutica de Francia y condecorado por la Fundación de la Gravedad de Estados Unidos.

Tras sus primeras observaciones, se realizaron sucesivos experimentos para tratar de confirmarlas. En Escocia (1954) y en Italia (1965) no se obtuvieron resultados satisfactorios. En Boston (1970), el efecto descrito por Allais se repitió. Lo mismo sucedió en Rumanía en 1981. Nada positivo se sacó en las pruebas de Finlandia (1990) y México (1991).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s