NATURAKA Altea: ¿Quieres seguir participando de la explotación, de los precios abusivos, de la contaminación ambiental, del lucro de unos pocos, o quieres participar en un Proyecto que nos libere del yugo del Mercado (…)?

La respuesta del señor Vilalta de NATURAKA de Altea a la presentación del folleto [BIO] se encuentra en los comentarios de:

https://alteatequieroverde.wordpress.com/2013/05/16/los-productos-biologicos-sin-sello-o-sin-certificado-no-son-productos-biologicos/ y al final de este articulo.

                                                iwcnwejc                

 C.Vilalta de Naturaka afirma en su respuesta a la presentación del folleto [BIO] que hicimos ayer: “El comercio de alimentos ecológicos no debe pasar obligatoriamente por las “imposiciones del Mercado” cuando dichos alimentos se quieren salir de él por muchos motivos (…)”


img060 

Querido Carlos, el comercio de alimentos ecológicos no pasaba obligatoriamente por las “imposiciones del Mercado” hasta el 1 de julio de 2006 cuando se aplicó el real Decreto 1614/2005 de 30 de diciembre. Esta nueva ley se  promulgó para proteger a los consumidores  y retirar del mercado  los “falsos bio” y proteger los términos bio y biológicos, destinados en exclusiva para la agricultura ecológica.  Antes del 2006, en España, “cualquier producto, fuera o no biológico, incluidos los transgénicos e incluso alimentos generados con aditivos y pesticidas, podían utilizar en su etiquetado o nombre comercial, la denominación bio o biológico. Este uso se amparaba en nuestro país en el Real Decreto 506/2001 de 11 de mayo, que permitía el uso indiscriminado del mencionado término bio e iba en contra de lo que establecía el reglamento europeo. La Comisión Europea anunció que pondría en marcha un proceso de sanciones al Estado Español, en caso de un incumplimiento de la norma de la Comisión. Incluso presentó el caso ante el Tribunal de Justicia Europeo. Por eso, debido a este contencioso de Bruselas y la exigencia del necesario cumplimiento de la norma sobre  biológicos, el nuevo gobierno español posterior al 2001 y los fabricantes, comenzaron a actuar. En diciembre de 2005, se aprobó la mencionada nueva ley  (Real Decreto 1614/2005 de 30 de diciembre) y las firmas comerciales empezaron a cambiar los nombres de los productos que incumplían la disposición europea.” (1)

                                                                   a

Su respuesta es tan buena como la que nos sirve Ester Vivas en su artículo (2).

¿Quién no querría alcanzar los 6 puntos que usted menciona para vivir en el mejor de los mundos? Pero, si me puedo permitir, amparado por la experiencia que me dan los años y una bastante larga trayectoria de pequeño activista medio ambiental anónimo,  el plato que nos sirve usted sabe a recalentado: ya nos lo sirvieron por primera vez Cohn Bendit al final de la década de los 60, José Bové en la del 70, y así sucesivamente alguna (s) figuras mediática(s), de moda del momento en Europa. Su plato tiene sabor a recalentado y los que nos lo sirvieron antes, ahora se encuentran super cómodos sentados en confortables butacas del parlamento europeo o sitios similares. Con los sueldos y las prebendas que acompañan, por supuesto. Así que disculpe usted esta desconfianza nuestra que no es más que el fruto de los años. Ya en los primeros números de la revista Integral, cuando Vida Sana intentaba imponer su punto de vista, nos servían y a mucha honra estos platos. Pero en la época uno abandonaba la sociedad de consumo, y se iba a vivir en comunas, volver a la tierra, cuidar cabras, hasta que el hambre,  la soledad, el (auto)engaño descubierto, el fracaso hacia volver uno al rebaño. Pero hacía falta tener valor, mucho valor para intentar ir a contracorriente sin paracaídas…

    b  

Pero intuimos con la lectura de su respuesta que esta vez es la buena, ¡Noto en la determinación de las palabras escogidas por usted, que esta batalla revolucionaria la vais a ganar! ¡Qué digo!  ¡Que la estáis ganando ya  contra el mercado “neoliberal”. Ah…como les hubiera gustado tenerles a ustedes en sus filas a los pocos luchadores que hace tan poco tiempo defendían lo de aquí: el rio Algar, las faldas de Bernia, la costa en Campomanes y en Cap Blanc…pero hacía falta tener valor, mucho valor, porque los de enfrente no eran amables y la mayoría silenciosa era hostil a los que impedían empilar  ladrillos…

                                        c                                  

Intuimos con la lectura de su respuesta que esta vez va la buena y nos revela que o seguimos la vía trazada por usted y sus compañeros de marcha o “seguimos participando de la explotación, de los precios abusivos, de la contaminación ambiental, del lucro de unos pocos”. Que el Dios de la des-globalización nos libre de tal infamia. Háganos el favor de indicarnos donde tenemos que firmar para volver pisando el buen camino: ignorábamos que cuando comprábamos en una tienda el aceite de oliva bio Beniques de Beniarda,  el queso de cabra bio Sujaira de Cordóba o el vino Altoranza de Jumilla, estábamos en situación de pecado mortal.

                                             d                                

No creemos tampoco que los propietarios de las tiendas bio quieran  competir o lucrarse. Creemos que nos venden un servicio de distribución, pagan su seguridad social, su IVA, sus impuestos, crean empleo. Los mejores, los que conocen perfectamente las bondades de sus productos sin engañarnos, eligieron abrir este tipo de comercio como otros ejercen un sacerdocio. Si, si. Muchos de ellos abrieron sus tiendas en tiempos no tan pretéritos cuando otros se forraban especulando o montando ladrillos. ¿Sabe usted, señor Vilalta, cuántas tiendas de bio abrieron en la comarca y quebraron resistiendo todo lo que pudieron?

e

Francamente no creemos que estos trabajadores “participen de la explotación, de los precios abusivos Etc.”  Usted afirma no querer competir pero no vemos los precios de NATURAKA o de BioBernia que se dedica en parte a la reventa, tan atractivos. Si usted quiere mandarnos la lista de sus productos con los precios, los compararemos con los precios de varias tiendas de la zona.

                                   f                                             

“Nosotros no necesitamos “sellos”, necesitamos confianza, control biológico privado y solidaridad en contra de la explotación de la tierra y de los alimentos”, escribe usted. De la confianza ya hemos hablado, dando la explicación del porqué de la necesidad de los sellos: el fraude existente en España hasta bien entrado 2006. Usted piensa que en 7 años hemos sido tocados por la varita mágica de la Conciencia y que ya podemos tener confianza. ¿ Qué ya ha desaparecido lo que tan amablemente se llama picaresca? Es su credo, y lo respetamos. Es cierto que nuestras experiencias sociales en Altea en el ámbito de la ecología y de la agricultura ecológica nos ha hecho entrever una ligera mejora estos últimos años, pero nuestra opinión es que la calidad del nivel de exigencia nos parece todavía deficiente y muchas veces su perfeccionamiento se ve dificultado por la presencia de pequeños o grandes Egos, de pequeños o grandes Trepadores, de pequeños o grandes interesados, oportunistas. Pero si usted afirma que el control biológico privado lo va a arreglar todo, supongo que tendremos que creerlo, aunque este discurso me recuerda el rancio discurso del neo-liberalismo que parece usted odiar tanto y culpar de todos los males…

                                                                           g    

“La salud no radica en un sello (cuántos escándalos alimenticios con sello se han dado), sino en la forma respetuosa de cultivar y elaborar los alimentos.” Vuelvo a la causa de la obligación de los sellos antes del 2006. Claro que tiene usted razón, señor Vilalta, la salud no radica en un sello. Queremos creer que no hemos sabido expresar el concepto antes que pensar que usted lo pilló mal.  Pero, un sello no es solo un sencillo trozo de papel impreso con un logotipo y pegado en un embalaje, es la garantía de que este producto es más vivo, más sano que los demás. ¿No?

                                         h             

Señor Vilalta, nunca hemos dudado que los de Naturaka no estéis “perfectamente capacitados y legalizados para que, a través de la Comisión de Productores, realizar visitas y levantar “actas” de la calidad biológica de los productos.” Pero hasta que tengan ustedes su sello personal y  privado, les recordamos amablemente que esta ley que nos ampara a todos, como bien dice, es también la misma para todos y que no se deberían vender  en ninguna parte algo que no es. Como podría ser un pan supuestamente bio pero sin su nº de registro sanitario y su sello de agricultura ecológica o uvas moscatel de Benitachell que serán tan buenas y cuidadas como pregonan sus productores, pero que carecen del sello privado o público.

                                                                                      l                    

Como usted habrá leído en la presentación del folleto [BIO] no hemos santificado los sellos oficiales públicos o privados, reconocemos la imperfección del sistema. Pero también es cierto que creemos, que con la futura e ineluctable proliferación de sellos privados en las autonomías de España (3) por culpa de una exigencia social ciertamente justificada, el consumidor volverá al estado anterior al de 2006 con falta de calidad, de coherencia, con confusión y con fraude. Es nuestra convicción. Nacimos hinchados de confianza hacia el prójimo hasta la gilipollez  pero moriremos realistas: desconfiados.

                                              k                        

Por otras parte, dudamos que todos los dueños de las tiendas bio en la comarca sean capaces de aguantar la crisis y la creación de asociación de compradores como la suya y la consiguiente migración de cliente. Necesariamente desaparecerán algunos y los consumidores tendrán que pasar por el aro. Los dueños de las tiendas tienen muchas más obligaciones y pérdidas que las vuestras: sueldos, IVA, impuestos, perdidas de productos frescos que no tenéis porque pedís al productor exactamente la cantidad que os piden vuestros socios, gastos de mantenimiento de la tienda y funcionamiento como luz Etc. Como se puede apreciar si la idea de una cooperativa o de una asociación de compradores parece políticamente correcta les hace la puñeta a unas familias que han luchado mucho para abrir y mantener su tienda. En Alteatequieroverde no creemos que el pequeño comercio vaya siempre de la mano del neo-liberalismo y sus salvajadas.

                                                          m            

Lo mismo opinamos de los agricultores o elaboradores bio que han luchado durante tiempo para adecuar sus tierras y sus cultivos a las normativas. Ha sido para ellos un esfuerzo grande y continuo. Ignoro lo que pensarán sabiendo que otros, que no han cumplido los requisitos que les han sido exigido, encuentren un mercado más abierto.

n

Pero no dudo que usted, señor Vilalta, tiene respuestas ya preparadas para responder a nuestras interrogaciones.

                                                                  iwcnwejc - copia

Cuando vendíamos a buen precio lo que nos sobraba de nuestro huerto, decíamos a nuestr(@)s amig(@)s compradores que nuestras frutas y verduras procedían de agricultura sin homicidas. A lo mejor, nos privatizamos también y sellamos así nuestras cosechas…

Atentamente. Alteatequerioverdaderamentesellado

(1) http://www.consumoastur.es/export/sites/default/consumo/consumo-documentos/Alimentos_Biologicos.pdf

(2) http://www.decrecimiento.info/2013/05/grupos-de-consumo-retomar-el-control.html

(3) http://www20.gencat.cat/portal/site/DAR/menuitem.a74a6687483d92edc9877a10b0c0e1a0/?vgnextoid=d129dfb965d0c110VgnVCM1000008d0c1e0aRCRD&vgnextchannel=d129dfb965d0c110VgnVCM1000008d0c1e0aRCRD&vgnextfmt=detall&contentid=ce2685a0087c8310VgnVCM2000009b0c1e0aRCRD&newLang=es_ES

El comercio de alimentos ecológicos no debe pasar obligatoriamente por las “imposiciones del Mercado” cuando dichos alimentos se quieren salir de él por muchos motivos:
1º. Crear otro nuevo mercado más justo y equitativo, sin tantos intermediarios que encarecen el producto.
2º. Que posibilite a los pequeños agricultores y ganaderos recibir un precio justo teniendo en cuenta sus verdaderos gastos de producción.
3º. Un “mercado” basado en la confianza y en la ayuda mutua, liberándonos de la competitividad y del lucro.
4º. Un “mercado local”, comarcal, provincial, donde los productos no viajen miles de kilómetros y contaminen el Medioambiente.
5º. Un “mercado” donde el trueque, el intercambio y las monedas sociales sean el medio preferente de cubrir nuestras necesidades básicas.
6º. y muchas más razones para conseguir alcanzar ese derecho inalienable del verdadero control de nuestras necesidades básicas, en base a nuestra Soberanía Alimentaria, lejos de las desigualdades e injusticias que el “Mercado neoliberal” nos ofrece día a día.
¿quieres seguir participando de la explotación, de los precios abusivos, de la contaminación ambiental, del lucro de unos pocos, o quieres participar en un Proyecto que nos libere del yugo del Mercado y que ayude verdaderamente a nuestros pequeños agricultores o elaboradores y todo en base a un “sello oficial”?.
Nosotros no queremos “competir”, no queremos ganar dinero con el intercambio.
Nosotros no necesitamos “sellos”, necesitamos confianza, control biológico privado y solidaridad en contra de la explotación de la tierra y de los alimentos.
La salud no radica en un sello (cuántos escándalos alimenticios con sello se han dado), sino en la forma respetuosa de cultivar y elaborar los alimentos.
Y nosotros, los de Naturaka, estamos perfectamente capacitados y legalizados para que, a través de la Comisión de Productores, realicemos visitas y levantemos “actas” de la calidad biológica del los productos. Si nuestros socios confían en nosotros, el intercambio de alimentos estará bien hecho y entre todos asumiremos las “posibles” deficiencias de calidad.
Lo podemos hacer, es nuestro Derecho, nos ampara la Ley.
Carlos Vilalta

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s