Georges Moustaki volvió ayer al Jardín llamado Tierra donde los Extranjeros (Métèques) cantan Ma Liberté

Esta canción de Georges Moustaki ha sido cantada por primera vez en público en 1971. Traducción despuès del video.

C’est une chanson pour les enfants
Qui naissent et qui vivent entre l’acier
Et le bitume entre le béton et l’asphalte
Et qui ne sauront peut-être jamais
Que la terre était un jardin

Il y avait un jardin qu’on appelait la terre
Il brillait au soleil comme un fruit défendu
Non ce n’était pas le paradis ni l’enfer
Ni rien de déjà vu ou déjà entendu

Il y avait un jardin une maison des arbres
Avec un lit de mousse pour y faire l’amour
Et un petit ruisseau roulant sans une vague
Venait le rafraîchir et poursuivait son cours.

Il y avait un jardin grand comme une vallée
On pouvait s’y nourrir à toutes les saisons
Sur la terre brûlante ou sur l’herbe gelée
Et découvrir des fleurs qui n’avaient pas de nom.

Il y avait un jardin qu’on appelait la terre
Il était assez grand pour des milliers d’enfants
Il était habité jadis par nos grands-pères
Qui le tenaient eux-mêmes de leurs grands-parents.

Où est-il ce jardin où nous aurions pu naître
Où nous aurions pu vivre insouciants et nus,
Où est cette maison toutes portes ouvertes
Que je cherche encore et que je ne trouve plus.

Esta canción es para los niños
que nacen y viven entre el acero y el alquitrán,

entre el hormigón y lo asfaltado
y que posiblemente no sabrán jamás
que la tierra fue un jardín.

 

Érase una vez un jardín llamado tierra

Que brillaba al sol como fruta prohibida.

No, ni era el paraíso ni era el infierno,

Ni nada que antes se hubiera visto u oído.

Érase una vez un jardín, una casa, unos árboles,

Con  un lecho de musgo para hacer el amor

Y un arroyo que fluye sin oleaje alguno

Pasaba refrescándolo y seguía su curso.

Érase una vez un jardín grande como un valle

Donde cualquiera se podía alimentar en todas las estaciones, 

En la tierra ardiente o entre la hierba escarchada,

Y descubrir flores que no tenían nombre.

 

Érase una vez un jardín llamado tierra,

Era lo bastante grande para alojar miles de niños, 

Fue habitado antiguamente por nuestros abuelos

Que a su vez lo habían heredado de los suyos.

¿Dónde está ese jardín donde hubiéramos podido nacer,

Donde hubiéramos podido vivir despreocupados y desnudos?

 ¿Dónde está esa casa con las puertas abiertas

Que busco todavía y no encuentro nunca?

 

Georges Moustaki 1934-2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s