Sobreexplotación de la pesca: empieza a ser más que preocupante…

Ya que en Altea hay medusas hasta en invierno
( https://alteatequieroverde.wordpress.com/2013/06/04/fao-la-sobrepesca-ha-generado-la-proliferacion-de-medusas-que-a-su-vez-es-una-amenaza-para-la-pesca/),
deberíamos estar muy sensibilizados con el tema de la sobrepesca que causa este problema (entre otros) y la preocupante desertización de nuestra bahía. Pero, seguimos vertiendo las aguas mal depuradas de las dos grandes depuradoras de aguas sucias de la zona: Benidorm por la cascada de la mierda en el acantilado de la serra Gelada y por el barranc del Soler en el Albir (Alfaz del Pi) que desemboca en la playa de Cap Blanc ,y Altea por el rio algar y por la desembocadura de la antigua acequia paralela al “camino verde” en Cap Negret,   Estas aguas cargadas en “nutrientes” favorecen la proliferación de las algas y la muerte de la costa, además de un potencial problema de salud pública para los bañistas. Todo esto ocurre en un supuesto Parque Natural: Serra Gelada que incluye casi toda la bahía de Altea. Para solucionar la regeneración de la bahia, debemos tener el más alto nivel de exigencia EN LA CALIDAD DE LA DEPURACIÓN DE LAS AGUAS así como en la PROTECCIÓN INTEGRAL de las calas de toda  la bahia, como la del Soio en Cap Negret. PROHIBIR CUALQUIER FORMA DE PESCA, incluyendo la los mariscos. Para que los alevines tengan absolutamente todas las probabilidades de crecer antes de repoblar la bahía. Pero parece que nuestros falsos ecologistas de CIPAL en el poder en Altea, en vez de mojarse de verdad, prefieren centrarse en tomar y aplicar medidas superfluas y superficiales.   

                                                El super arrastrero Abel Tasman

Los mares están siendo sobreexplotados y empieza a ser aterrador. Una especie de peces de tres en peligro de extinción. Otros luchan para renovarse mientras que el número de capturas aumenta. En el banco de los acusados: la pesca industrial, animada por las subvenciones en Europa, y finalmente poca creadora de empleo. Frente a esta amenaza, los pescadores artesanales han decidido unir sus fuerzas con la organización ecologista Greenpeace. Unas ONG señalan las malas prácticas de las grandes empresas de pesca. Investigación.

 Pesca insostenible: grandes arrastreros que aspiran el océano

 

Imanol Ugartemendia comenzó su vida en la pesca en los grandes arrastreros pelágicos arrastrando redes de decenas de kilómetros que atrapan miles de toneladas de pescado. No lleva muy buenos recuerdos. “maltratábamos a los peces, que tirábamos al mar, muertos, por cientos de kilogramos. Ya sea porque se cumplan las cuotas. Ya sea porque no era la especie correcta. Hacíamos un trabajo verdaderamente sucio. Además un se iba quince días a bordo y no me gustaba el ambiente.  Así que él se largó, y comenzó “la pequeña pesca”. Ahora pesca según las estaciones, merluza, bar y, a veces anguila. Sólo en un pequeño barco, trabaja cerca de la costa y vuelve a puerto cada noche. Imanol ahora es parte de los llamados “menos de 12”.

 

“Nuestros barcos miden menos de 12 metros, no vamos a más de 12 millas de la costa (es decir, veinte kilómetros), y no vamos más de 12 horas seguidas en el mar” dice Gwen Pennarun, pescador  de Finistère (Bretaña francesa) y fundador de la plataforma de Finistère de pequeña escala miembro francés de la pesca. Lanzada hace un año, esta plataforma reúne a los profesionales que desean salvar sus “pequeñas empresas” a menudo olvidadas de los políticos. El ministro francés de pesca Frédéric Cuvillier es incapaz incluso de describir este sector. “Sin embargo, representamos casi la mitad de los pescadores franceses, a unos 8.000 profesionales y más de 80% de los barcos de pesca en Francia, explica Gwen Pennarun. A nivel europeo, la pesca artesanal representa el 65% de los puestos de trabajo directos y el 83% de la flota. “

 

               Cuando los pescadores se unen a Greenpeace

 

Para ser escuchados, los pescadores artesanales han decidido trabajar con Greenpeace, que lucha contra la pesca excesiva desde hace varios años. Partido de Rumania el 18 de marzo, el famoso rompehielos, el Arctic Sunrise zarpó de un puerto a otro en Europa para completar su viaje a Londres a principios de junio. “En cada puerto, hemos embarcado a pescadores que fueron capaces de reunirse con colegas de otros países “, describe Helen Bourges, encargada de la campaña de los océanos. Todos estos profesionales se reunieron a su llegada en la capital inglesa.

 

“Para influir en las decisiones políticas, incluida la reforma de la política pesquera común, tenemos que organizarnos colectivamente,” dice Gwen Pennarun. Esta alianza no es del agrado de todos. A su llegada en el puerto de Saint-Malo, a finales de mayo, el Arctic Sunrise fue recibido por una bandera donde se podía leer ” Greenpeace depredador de empleos en la industria pesquera.” “Greenpeace no se opone a la pesca, pero si la sobrepesca”, dice Helen Bourges. “Defendemos los profesionales que practican la pesca selectiva.”

 

                  Cinco veces más pescado capturado en 50 años

 

Siempre a bordo, los “pequeños” patrones conocen generalmente varias técnicas de captura. Se adaptan a las estaciones del año y a los recursos disponibles, centrándose exclusivamente en las especies que quieren capturar. Algunos de ellos, como los pescadores de la punta de Bretaña, incluso han creado allí hace casi 20 años, un período de un mes, “de parada” (15 febrero-15 marzo), para permitir a los peces reproducirse. En los últimos años, muchos de ellos tuvieron que renovar y adaptar sus conocimientos técnicos debido al agotamiento de los recursos pesqueros. Sin embargo, sus herramientas siguen siendo modestas, al igual que sus costes fijos (mantenimiento de equipos, cantidad de combustible, etc.). Lo que les da una verdadera libertad.

 

“Yo no tengo que vaciar el mar para pagar mi barco, dice Imanol Ugartemendia que naviga sin demasiado estrés. Mi única verdadera preocupación es el riesgo de desaparición de los recursos.” Una preocupación legítima. Porque el mar se vacía… Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la cantidad de pescado capturada aumentó de 20 millones a más de 100 millones de toneladas, un 50% procede de la acuicultura, y el resto de la pesca de captura. El promedio de consumo per cápita llegó a 18 kilogramos hoy en el mundo. 22 kilos en Europa. Francia va por delante tragándose 34 kilos de pescado por habitante al año! Dos veces más que hace 10 años. Para satisfacer esta voracidad, los barcos deben navegar más allá de las aguas de la UE, donde se consigue el 50% del pescado que se consume en el viejo continente. En particular, se cruzan frente al África negro, donde saquean los recursos de los profesionales locales.

Este artículo de Nowen Weiler y traducido por Alteatequieroverde ha sido publicado en http://www.bastamag.net/article3116.html

seguirá en próximas y sucesivas entregas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s