La muy anti democrática Comisión Europea ha decidido imponernos los OMG a través de la miel . Posición de la COAG y de los sindicatos europeos de campesinos.

http://apiculturaiberica.com/wp-content/uploads/posicioncoag.pdf
http://apiculturaiberica.com/wp-content/uploads/posicioncoag.pdf

                         http://apiculturaiberica.com/wp-content/uploads/posicioncoag.pdf

 A pesar de que los ciudadanos europeos estamos mayoritariamente en contra de los OMG en nuestra comida, la muy anti democrática Comisión Europea ha decidido imponerlos a través de la miel modificando la directiva miel que nos protegía hasta el momento. Hasta hoy las etiquetas deben especificar cuando la miel o cualquier alimento contiene más del 0,9% de OGM. Dentro de 10 días, la comisión propondrá una excepción  técnica a la obligación de etiquetaje para no tener que proteger más la agricultura de la contaminación de OMG, en detrimento de los consumidores. Poco a poco y sin nuestro consentimiento avanzamos hacia la integración de los OMG en nuestra alimentación. Esta es la democracia europea, un tinglado burocrático al servicio y a las órdenes de las transnacionales y de las finanzas, que se otorga  el derecho de dar lecciones de gobernanza democrática a Estados como Ucrania o Rusia. 

miel

http://www.unaf-apiculture.info/presse/2013_presse_et_autre/2013_01_Apiculteurs_NoteCommune_ModificationDirectiveMiel_012013.pdf

 

POSICION DEL SECTOR APICOLA DE COAG SOBRE LA PROPUESTA DE LA COMISION DE MODIFICACION DE LA DIRECTIVA 2001/110/CE/, RELATIVA A LA MIEL

 

INTRODUCCIÓN

 Para COAG la Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 2001/110/CE, relativa a la miel, después de transcurridos más de 15 meses desde la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TSJ-UE) sobre la presencia de polen OGM en la miel (asunto C-442/09), es paupérrima, está llena de incorrecciones y, por tanto, es inaceptable.

 En vez de buscar soluciones a los problemas que la sentencia del TSJ-UE puso de manifiesto, las lagunas existentes en la legislación sobre OGM respecto a una actividad ganadera como la apicultura, se entrega a una batalla semántica que desde fuera de la UE tiene que resultar bastante ridícula. Además, aprovechando la situación, la Comisión pretende arrogarse el derecho a modificar los anexos de la Directiva 2001/110/CE que, como es evidente para todo el mundo, contienen elementos esenciales de ésta y no deben modificarse mediante actos delegados.

 Por otro lado, llama poderosamente la atención que ni la DG AGRI ni la Comisión de Agricultura del PE vayan a intervenir oficialmente en la modificación de una Directiva que regula un producto agrario y que, por tanto, entra en el ámbito de sus competencias.  

 Por todo ello, COAG considera que el PE y el Consejo, que han mostrado recientemente su apoyo explícito al sector apícola de la UE (Resolución del Parlamento Europeo de 25.11.2010 sobre la “Situación en el sector apícola” y Conclusiones del Consejo de la UE de 17.05.2011 sobre la comunicación sobre la salud de las abejas) deben pedir a la Comisión que retire esta propuesta vacía de contenido y que trabaje en la búsqueda de soluciones reales a la problemática surgida entre apicultura y cultivos OGM.

 

LA PROPUESTA DE LA COMISIÓN

 La Comisión pretende añadir un artículo que diga que “Dado que el polen es un componente natural específico de la miel, no se considerará un ingrediente…”, introduciendo una definición en negativo y argumentando que esto es distinto de lo que dice actualmente la Directiva y que con ello se clarifica la situación.

 Este planteamiento es absurdo puesto que la redacción actual de la Directiva ya recoge reiteradamente que el polen es un componente de la miel, en el considerando 6 y en el párrafo 3 del anexo II.

 Si analizamos las distintas versiones oficiales de la Directiva, en la versión española puede quedar alguna duda porque tanto en el considerando 6 como en el párrafo 3 del anexo II se dice: “No se podrá retirar de la miel el polen ni ninguno de sus componentes específicos,…”. Sin embargo, en la versión francesa la cuestión queda mucho más clara cuando en el considerando 6 se dice: “Aucun pollen ou autre constituant particulier du miel en doit être retiré,…” (ni el polen ni otros componentes específicos de la miel deben ser retirados). Pero aún más absurda es la propuesta de la Comisión si miramos la versión inglesa de la Directiva. En ésta, en el considerando 6 se dice: “No pollen or other individual ingredient of honey is to be removed,…” (ni el polen ni otros componentes específicos de la miel deben ser retirados); y en el párrafo 3 del anexo II se dice: “no pollen or constituent particular to honey may be removed…”. En inglés las palabras ingredient y constituent son sinónimos y como tal se utilizan en la redacción actual de la Directiva. Por tanto, si incluimos el nuevo artículo que propone la Comisión que en la versión inglesa es: “Pollen, being a natural constituent particular to honey, shall not be considered an ingredient,…” estaríamos creando un contradicción absurda en el texto entre el nuevo artículo y el considerando 6.

 

 Con esta falacia la Comisión pretende eludir la sentencia del TSJ-UE sin trabajar en una solución real al problema planteado a raíz de ésta: la indefensión y la inseguridad jurídica de los apicultores y los consumidores ante los cultivos OGM y la liberación de su material genético de forma incontrolada al medio ambiente.

 La miel como producto agrario para su comercialización, que es lo que regula la Directiva 2001/110/CE, no es la que elaboran las abejas en sus panales sino la que recolectan los apicultores en sus colmenas; al igual que la leche que se comercializa no es la que está en la ubre de la vaca sino la que el vaquero recolecta (ordeña) de sus vacas. La recolección de la miel se realiza por centrifugación de los panales de la colmena (la grandísima mayoría de la miel que se comercializa en el mercado mundial), obteniendo una miel con menor contenido polínico, o por prensado de éstos, obteniendo una miel con mayor contenido polínico. El contenido polínico de la miel puede variar igualmente en función del origen floral o de la comunidad vegetal a partir de la cual se ha producido y tiene una correlación directa con las plantas poliníferas y no con las plantas nectaríferas de la zona de producción, como muchos estudios han puesto de manifiesto.  

 

 Por todo ello, para COAG, la miel recolectada por los apicultores es un producto agrario primario, no elaborado, y el polen es un elemento natural de la miel, aportado por las abejas tras recolectarlo en su entorno y que, como recoge la Directiva en su anexo II (que ahora quiere poder modificar unilateralmente la Comisión mediante actos delegados) no se puede retirar de la miel.

 Los responsables de la aparición de polen OGM en la miel y otros productos apícolas no son ni las abejas, ni los apicultores, ni los agricultores sino las empresas que producen y comercializan semillas transgénicas (a la cabeza de las cuales está Monsanto), que están liberando este material biológico en nuestros campos y a nuestro medio ambiente y las Administraciones que lo están permitiendo sin ningún tipo de control.

 Si ahora maximizamos por ley que el polen “… no se considerará un ingrediente …”, acaso la Comisión volverá a proponer, al Parlamento Europeo y al Consejo, un cambio legislativo en la Directiva relativa a la miel cuando algún operador de la industria alimentaria europea quiera comercializar una miel enriquecida con polen (por ej. miel de azahar enriquecida con polen de Cistus), a semejanza de las que ya se comercializan enriquecidas con jalea real, para que este polen, obviamente, sea considerado como un ingrediente, en el sentido del artículo 2, partado 2 f) del Reglamento (UE) Nº 1169/2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, al ser añadido en el proceso de elaboración y envasado de este producto.

 La Comisión, evidentemente, quiere resolver un problema complejo de manera simplista, jugando con las palabras pero sin abordar el fondo de la cuestión. Lo que se tiene que modificar no es la normativa de la miel sino la normativa que regula el cultivo y liberación de OGM en la UE.

 

¿QUÉ BUSCA LA COMISIÓN CON SU PROPUESTA?

 La Comisión dice presentar esta propuesta para:

1. Adaptar las competencias de ejecución de la Comisión vigentes a las disposiciones establecidas en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).  Ello puede aceptarse en lo relativo a las competencias que recoge el artículo 4 de la Directiva 2001/110/CE; sin embargo, la Comisión pretende de paso arrogarse el derecho a modificar los anexos de la Directiva mediante actos delegados.

 COAG coincide totalmente en este punto con la parlamentaria Julie Girling, ponente del PE que en su Proyecto de Informe sobre la Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 2001/110/CE, relativa a la miel, rechaza rotundamente la posibilidad de que la Comisión pueda modificar los anexos de la Directiva mediante actos delegados, al contener éstos elementos esenciales de la Directiva.

2. Definir bien el estatus del polen en la miel y “…volver a la situación existente antes de la sentencia,…” del TSJ-UE (asunto C-442/09).

 Con ello, la Comisión da a entender que presenta esta propuesta para resolver los problemas surgidos con los OGM en el sector apícola de la UE, pero bien al contrario, lo que quiere solucionar es el problema de la apicultura para las empresas productoras de OGM.  Con esta propuesta de la Comisión, los apicultores europeos en cuyo territorio se cultiven OGM (como es el caso de España) seguiremos en manos de una empresa privada (Monsanto en este caso) y de su interés o no de solicitar la autorización para el consumo humano del polen de su maíz MON 810. Mientras tanto muchos EE.MM. siguen prohibiendo su cultivo y alguno ha pedido, con posterioridad a la sentencia del TSJ-UE, la retirada de su autorización de cultivo en la UE. ¿Cómo pueden estar los derechos de los ciudadanos europeos en manos de una empresa privada? ¿Qué ocurrirá a futuro si el polen de unos OGM está autorizado y el de otros no?  Por otro lado, los apicultores españoles, que son los primeros productores de polen apícola del mundo, tampoco resuelven su situación ya que si sus abejas recolectan algún polen de una planta OGM, primero tendrán el problema de si ese polen está autorizado o no y después el de que con casi toda probabilidad superarán la barrera del 0,9% para el etiquetado. ¿Qué consumidor va a consumir un polen etiquetado como polen procedente parcialmente de OGM?

 La Comisión también ha olvidado los pólenes liberados en los numerosos campos de ensayo de cultivos OGM experimentales repartidos por toda la UE, que tampoco están autorizados para su consumo humano y que pueden acabar en la miel o el polen apícola de los apicultores europeos.  Ante la necesidad de importar una parte de la miel que se consume en la UE, quizás la Comisión quiere, con esta propuesta, resolver el problema a algunos importadores que compran en países con cultivos transgénicos de variedades cuyo polen está autorizado para el consumo humano, pero que nunca estarán seguros de si algún polen no autorizado también está presente.

 ¿Pero qué están haciendo otros importadores europeos que compran miel en países como China (primer proveedor de la UE con 57.198 Tm en 2011, casi un 40% del total importado) que cultiva multitud de OGM no autorizados en la UE? ¿Acaso están utilizando técnicas no autorizadas en la UE para retirar el polen de la miel?

 La Comisión tampoco quiere abordar otros problemas en la relación apicultura/cultivos OGM: 1. La presencia de material genético OGM en la miel y otros productos apícolas puede deberse al pecoreo sobre flores de plantas OGM pero también a la recolección por las abejas de harinas de piensos animales (la mayoría de ellos con soja y maíz OGM) en los comederos para ganado en épocas de escasez en el campo.

2. El cultivo de variedades OGM resistentes a herbicidas supone la utilización masiva de éstos y, como consecuencia, el empobrecimiento generalizado de la flora de nuestros campos, generando los llamados “desiertos verdes” con una ausencia total de biodiversidad. Es lo que en Argentina se ha dado en llamar la “sojización”.

Hay que recordar aquí que el Consejo de la UE, en sus Conclusiones del 17.05.2011, afirma que las abejas “son indicadores tempranos de los efectos adversos de la pérdida de biodiversidad y la contaminación” y que “…la apicultura juega un papel crucial en incrementar la iodiversidad, en particular en lo que respecta a su contribución esencial a través de la polinización”.

3. La toxicidad directa (cultivos OGM insecticidas) o indirecta (cultivos OGM tolerantes a herbicidas totales) no se ha estudiado en profundidad y tendrá que hacerse de forma individualizada.

La propia Comisión reconoce que “aunque hasta ahora no se han encontrado pruebas de que guarden relación con la salud de las abejas, continuará siguiendo de cerca la evolución de los acontecimientos en este campo” (COM(2010) 714).

Por ello, los apicultores europeos demandamos que se evalúe rigurosamente el impacto de los cultivos OGM en los colmenares, especialmente en las larvas, las reinas y las abejas invernales, y que se publiquen los protocolos científicos y los resultados de las investigaciones.

4. Las abejas son un problema para las normas de coexistencia (distancias) entre cultivos OGM y cultivos convencionales y ecológicos que la Comisión quiere proponer a los EE.MM. De todos es sabido que las abejas pueden transportar polen a grandes distancias (km).

 ¿Acaso la Comisión no ha pensado que todo esto puede significar la expulsión de las abejas y los apicultores del territorio y daños muy serios a los agricultores que necesitan a las abejas para polinizar sus cultivos?

 ¿Acaso la Comisión o los EE.MM. pueden pensar en sacrificar la apicultura en pro de unos supuestos beneficios tecnológicos o generales?

CONCLUSIÓN

Los consumidores en Europa rechazan mayoritariamente los cultivos transgénicos. El consumidor europeo demanda seguridad alimentaria, demanda calidad nutritiva, demanda una producción ligada al cuidado del medio ambiente, y al bienestar animal, demanda una agricultura que genere empleo y vida en el medio rural, demanda en definitiva una agricultura sostenible que realice una prestación de servicios a la sociedad (bienes públicos), siendo muy claro que la agricultura industrial y transgénica son lo contrario a todas estas demandas y desafíos.

 COAG se opone a consolidar en el mercado comunitario mieles con presencia o trazas de polen de cultivos transgénicos. Los apicultores europeos no pueden quedar atrapados como las “víctimas” de un problema que no han creado y del que no son responsables. El derecho a producir con transgénicos, tan esgrimido por muchos, pasa por respetar el derecho de aquellos que no quieren hacerlo y por garantizar que aquellos que ya estaban produciendo sin OGM puedan seguir haciéndolo, máxime cuando una gran cantidad de consumidores así lo están demandando.  La complejidad de los problemas que ha puesto de manifiesto la sentencia del TSJ-UE (asunto C-442/09) no puede abordarse con un planteamiento simplista como el que realiza la Comisión en su Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 2001/110/CE, relativa a la miel.

 Por ello, COAG, en contra de la afirmación de la Comisión de que “no existen alternativas posibles distintas” a su Propuesta, pide al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE que rechacen el documento de la Comisión y le pidan que trabaje en una vía que permita encontrar soluciones a los problemas que genera el cultivo de OGM en el sector apícola de la UE.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s