TISA: la furia liberal dispuesta a negar la democracia hasta el punto de actuar secretamente en contra de los intereses de los ciudadanos, sin embargo, pone en riesgo Europa.

nestle

Fuente http://www.humanite.fr/laccord-top-secret-qui-doit-depecer-les-services-publics-545491?IdTis=XTC-FT08-AHGD4K-DD-PUWT-UZI Traducción Alteatequieroverde

Wikileaks: https://wikileaks.org/tisa-financial/

 

14-06-25_3

Los Estados Unidos, los países de la UE y de otros veinte estados han comenzado  las negociaciones de Ginebra sobre el comercio de servicios. Particularidad: estas negociaciones deben mantenerse en secreto durante cinco años. WikiLeaks ha logrado levantar parcialmente el velo sobre su contenido.

 

Coca cola roba el agua pura de los pueblos de la India para elaborar su refresco contaminando con los desechos de la fabricación.
Coca cola roba el agua pura de los pueblos de la India para elaborar su refresco contaminando con los desechos de la fabricación.

Todo tenía que permanecer totalmente en secreto. Nada debía filtrarse de las  negociaciones sobre el Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (ACS) iniciadas hace dos años en la Embajada de Australia en Ginebra entre Estados Unidos, la Unión Europea y una veintena de países. Una enorme empresa de liberalización que afecta a los servicios públicos básicos. Las medidas para garantizar la total confidencialidad de las discusiones fueron tomadas en un guion tipo James Bond. Textos que establecen conversaciones avanzadas fueron “clasificados”, según una jerga utilizada normalmente para secretos de defensa. Deben ser “protegidos contra la divulgación no autorizada” y almacenados en un sistema informático propio también clasificado y mantenido “en un edificio o contenedor cerrado” bajo estricta vigilancia. El objetivo declarado es que nada pueda “sudar” del contenido de estas negociaciones, hasta cinco años después de la conclusión de un acuerdo o del final de las negociaciones si estas  en última instancia no tienen éxito.

 índice

Esto era sin contar con la destreza de los lanzadores de alerta de WikiLeaks  que lograron recuperar un poco de los textos sobreprotegidos. De este modo, el 19 de junio han publicado en su página web el anexo del Tratado en preparación dedicado a los servicios financieros.

 monsanto550x394

https://wikileaks.org/tisa-financial/

 

Las multinacionales del genocidio ya tienen sus ejercitos privados operando en Ucrania por ejemplo.
Las multinacionales del genocidio ya tienen sus ejercitos privados operando en Ucrania por ejemplo.

Estas revelaciones ponen de relieve, de hecho, la magnitud de la ofensiva iniciada por Washington, seguido por los miembros de la Unión Europea para permitir a las multinacionales monopolizar,  en su debido momento, el comercio de los productos financieros, pero también de todos los servicios en los principales mercados transatlánticos y transpacíficos, incluidos en las negociaciones (TAFTA o TTIP), que tal como sabemos, avanzan al mismo tiempo, en la mayor discreción.

Eludir las resistencias populares y refractarias de la OMC

 

Hasta la muerte de todas las culturas...que no sean la mcdonalds, microsoft, monsanto, nestlé, mickey...
Hasta la muerte de todas las culturas…que no sean la mcdonalds, microsoft, monsanto, nestlé, mickey…

Las conversaciones secretas para llegar a un acuerdo sobre el comercio de servicios (ACS) se iniciaron en 2012 y sus iniciadores proponen hacer todo lo posible para concluir antes de finales de 2015. Están realmente diseñadas para eludir el obstáculo constituido por las  fuerzas de la resistencia progresistas de los  movimientos sociales, de sindicatos y de varios países en desarrollo para concluir un acuerdo global sobre el comercio de servicios (AGCS) en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Ante la parálisis en 2001 del proceso multilateral  en el marco de la llamada ronda de Doha de la OMC, un grupo de países decidió, bajo el impulso de los Estados Unidos y los Estados miembros de la UE, iniciar, hace dos años, una negociación paralela.

 

En otras palabras, desautorizada democráticamente y, por tanto, echada a patadas por la puerta, el AGCS  podía volver a entrar por la ventana instigado por una cincuentena de gobiernos. Los negociadores autonombrados esperan definir en un marco multilateral las normas para que se impongan, al final, como un único referente internacional. Apuestan evidentemente sobre su peso económico – en conjunto representan casi el 70% del comercio mundial- para reunir en última instancia a los países  recalcitrantes de la OMC cortocircuitados. La ubicación geográfica de las negociaciones fue simplemente transferida en Ginebra a pocas calles de la sede de la OMC a las instalaciones de la Embajada de Australia, país oportunamente adherido al liberalismo.

 

Principal fuente de inspiración para el grupo: los “expertos” de la “coalición global (mundial) de servicios” (SGC) en la que encontramos al lado de EE.UU. los gigantes del sector (banca, Internet, energía), pero  también del lado europeo, MEDEF (patronal francesa) o el peso pesado francés Veolia. El documento publicado por WikiLeaks, que corresponde al  registro de la negociación del 14 de abril, revela la pujanza desplegada para trivializar el comercio de los productos financieros, como si nada hubiera sido retenido del brutal crac económico ocurrido hace tan sólo siete años.

Swaps,  el regreso del delirio

Las normas propuestas en el anexo del texto secreto sobre el comercio de productos financieros tienen como objetivo principal limitar la capacidad de respuesta de la autoridad pública y, abiertamente, establece como objetivo un modelo de “autorregulación” de las finanzas. Los Estados signatarios del futuro ACS no estarían casi autorizados a legislar para limitar las transacciones financieras transfronterizas (artículo X 3,2).

En nombre de la libre competencia los “monopolios estatales en materia de fondos de pensiones”- traducción: sistemas públicos de seguridad social– serian eventualmente desmantelados. Incluso los “seguros para desastres naturales” no deberían funcionar bajo control público.

Se busca la aprobación de la autorización de los productos financieros innovadores (artículo X 2.1.). Sabemos cómo el laxismo organizado en este sentido impulso la burbuja financiera que estallo, hace siete años. “Los CDS (credit default swaps) que se consideraban productos innovadores han estado en el corazón de la crisis”, afirma con razón Jane Kelsey, profesor en la Facultad de Auckland, Nueva Zelanda, en el sitio WikiLeaks.

 

Empresas de Internet norte americanas están presionando para trasmitir sin verdadera garantía los datos de sus clientes. Especialmente aquellos que están presentes en los llamados “clouds”, sistemas que permiten almacenar documentos fuera del disco duro de la computadora. Esta información suscita, a partir de la fecha de su divulgación por WikiLeaks, el 19 de junio, una fuerte reacción en la prensa alemana donde las revelaciones de otro lanzador de alerta, Edward Snowden, acerca del espionaje masivo practicado por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), con la complicidad de los gigantes americanos de Internet ya había generado mucha preocupación en la opinión pública.

Privatizaciones prohibidas

 

Las orientaciones del texto secreto estipulan que las empresas extranjeras no pueden ser víctimas de un tratamiento llamado “discriminatoria”. En otras palabras, deben tener acceso al mercado de los países signatarios en exactamente las mismas condiciones que los proveedores locales, que prestan o no un servicio público para los ciudadanos.

Un gigante del suministro de agua o del gas, como los franceses Veolia o GDF Suez, por lo tanto, no sólo tendría el derecho a establecerse en un tercer mercado. Pero también podría sacarse de la manga una cláusula de compromiso con respecto a la competencia para exigir recibir subvenciones en cantidad igual a las pagadas por el Estado en cuestión a la empresa pública de agua o energía.

 

Por otra parte, el retorno a la nacionalización de un servicio público privatizado, ya sea en parte, estará estrictamente prohibido a los Estados firmantes en nombre de la garantía de proteger a los inversores con el fin de promover, dice uno de ellos, el flujo de los intercambios comerciales. Será imposible entonces la remunicipalización del agua en muchos lugares de Francia como Paris después de la mala gestión y la explosión de las facturas de los hogares causadas por tiburones como la  Générale y la Lyonnaise des Eaux, que durante mucho tiempo han compartido el mercado del agua de la capital francesa.

La educación, la salud, el transporte, nada escapa al apetito de la empresa privada.

 

La CSA se aplicará a todas los ámbitos capaces de proporcionar un servicio a escala internacional. De acuerdo con la Internacional de Servicios Públicos (ISP), que agrupa a unas 669 organizaciones sindicales en todo el mundo, esto abarca un vasto campo: el suministro transfronterizo – tales como la telemedicina, la educación a distancia o las apuestas en línea -,  el Turismo, la inversión extranjera directa con los principios y las consecuencias que acabamos de exponer y el movimiento temporal de personas físicas. El objetivo de estos  acuerdos secretamente negociados como denuncia Rosa Pavanelli, secretaria general de la PSI es de “institucionalizar los derechos de los inversores y prohibir toda intervención del Estado en una amplia gama de industrias”.

 

Salud, educación, transporte, nada va a salir de esta lógica que acelera, en dimensiones inéditas, la liberalización de los servicios públicos según una lógica de filtraje por parte del capital privado en busca de adquirir nuevos recursos en la actual fase de la crisis en que se atrofian las oportunidades. El capital privado busca monopolizar los sectores más prometedores económicamente. Los trabajadores de los ferrocarriles franceses actualmente  en la lucha han discernido perfectamente la amenaza que podría llevar a una polarización de la inversión privada en los segmentos de los viajeros más rentables mientras docenas de vías secundarias y por lo tanto de estaciones estarían condenadas a desaparecer. El cuarto paquete ferroviario de la Comisión Europea no está en el tratado secreto que se está negociando. Pero esta, sin embargo, en una línea de pensamiento devastadora para el futuro de los servicios públicos y, de paso, de la construcción europea. Como deberíamos saberlo, por lo menos desde las elecciones del 25 de mayo, la furia liberal dispuesta a negar la democracia hasta el punto de actuar secretamente en contra de los intereses de los ciudadanos, sin embargo, pone en riesgo Europa.

– Ver más en: http://www.humanite.fr/laccord-top-secret-qui-doit-depecer-les-services-publics-545491?IdTis=XTC-FT08-AHGD4K-DD-PUWT-UZI#sthash.s9iHADEo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s