¿Una red sin límites en un planeta limitado?: Cambio “climático”

Primera parte en: https://alteatequieroverde.wordpress.com/2014/11/05/un-correo-electronico-implica-la-emision-de-4-gco2-y-uno-con-un-adjunto-pesado-50-gco2-solo-hay-que-imaginar-la-cantidad-de-correos-electronicos-que-se-mandan-por-minuto-a-nivel-mundial/

Javier Almodóvar y Nerea Ramírez – El Ecologista

encontrado en:  http://www.decrecimiento.info/2014/11/una-red-sin-limites-en-un-planeta.html

Cambio “climático”

 

Más allá de su indiscutible impacto ambiental, Internet ha supuesto un cambio significativo para los movimientos sociales, un cambio cuya significación y alcance es difícil de evaluar. Acostumbradas como estamos a una manera de entender la política como la articulación de un discurso acabado que aspira a dar respuesta a todos y cada uno de los problemas (incluso si se trata de falsas respuestas o un simple ejercicio de simulación), Internet supone un desafío a esta forma de entender la política y la movilización social.

Las redes han supuesto una oportunidad de articulación en red de la inteligencia colectiva. Hasta qué punto es posible esta articulación en una red tan basta, es difícil de calibrar. Lo que es evidente es que las metáforas habituales para comprender la política no valen para entender lo que sucede en las redes. Hay quienes, como Amador Fernández Savater, empiezan a hablar de cómo se organiza un clima para referirse a un cierto estado de cambio en cuya articulación Internet está jugando un papel fundamental.

Internet ha cambiado, quizás, verticalidad por horizontalidad; profundidad por superficialidad: si hace cuarenta años un puñado de libros condensaban las ideas de cambio, hoy hay que saltar de página en página para atesorar ese conjunto de ideas de cambio, unas ideas que en muchos casos se presentan con el lenguaje de nuestro tiempo: el lenguaje de la publicidad. Internet reclama atención, concentración para no perderse, pero sobre todo tiempo, muchísimo tiempo.

En una cultura dominada por la inmediatez del click para saltar de una página a otra, se corre el peligro de confundir la militancia con el me gusta de Facebook, o con el compartir un enlace; de reducir el uso de la Red al intercambio de información breve y simple con nuestros contactos, gente con la que apenas compartimos tiempo real. El peligro aquí es compartir la indignación en lugar de la acción. La oportunidad aquí es precisamente poder condensar en acción toda esa indignación que se une gracias a la Red.

Una Red virtual a la vez de evasión y de construcción alternativa de la realidad y de la identidad propia. Una Red real que genera injusticias sociales y ambientales a la vez que genera espacios de transparencia y descentralización de poder. Una Red que nos aleja de la realidad de los territorios imbuyéndonos en la virtualidad de las pantallas mientras permite la coordinación de luchas para plantarle cara precisamente a esa realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s