Este día 12 de diciembre 1098. Buen provecho.

Frédéric Lewino et Gwendoline Dos Santos Traducción Alteatequieroverde. Fuente: http://www.lepoint.fr/c-est-arrive-aujourd-hui/12-decembre-1098-crevant-la-dalle-devant-ma-arrat-les-croises-se-font-une-grillade-d-infideles-12-12-2012-1560465_494.php

En 1098 en el camino de Jerusalén, miles de cruzados tenían un hambre tan feroz como los adeptos de la dieta Dukan. Nada de comer en este país aplastado por el sol, solo saltamontes. La última vez que estaban festejando, fue en Antioquía. Pero hace ya mucho tiempo. Faltan las provisiones. Bajo las órdenes de Bohémond de Tarente y Raymond de Saint-Gilles, continúan sin embargos su cabalgada rumbo sur. De paso, masacran y el saquean alegremente las poblaciones locales.

A finales de noviembre 1098, las tropas cristianas comienzan a reunirse frente Ma’arrat, una modesta ciudad agrícola de viñedos, olivos e higueras. Pronto son varios miles de cruzados asediando la ciudad. Al principio, la gente no se asustó, convencida de estar a salvo detrás de gruesas paredes rodeadas por un foso profundo. Además, ¿en julio no derrotaron el pequeño ejército de Raymond Pelet, señor de Ales, que vino lanzar un primer asalto?

decembre-2659095-jpg_680372_652x284

Pero esta vez, el ejército cruzado comandado por Bohémond y Raimundo de Toulouse es infinitamente mayor. Con la llegada del invierno y el hambre cada vez más feroz, los jefes cristianos no tienen tiempo que perder en un largo asedio. Multiplican los ataques. Durante veinte días los habitantes de Ma’arrat resisten heroicamente. Los cruzados enrabian. Imaginan montañas de comida dentro de la ciudad. Mezze* a nunca terminar. Mientras tanto, se alimentan de los enemigos. Uno de los cruzados, Foucher de Chartres, escribió en su Historia de las Cruzadas: “No puedo repetir sin horror cómo muchos de nosotros, rabiosos por el exceso de necesidad, cortaron una o dos piezas en las nalgas de un sarraceno ya muerto y, apenas asado, las arrancó de sus dientes crueles”. (…)

Niños asados.

Por último, el 11 de diciembre, los cruzados consiguen atravesar la pared con una torre de madera. Los defensores refluyen en masa hacia el centro de la ciudad. Al caer la noche, suponen que los cristianos dejarán de luchar para esperar la mañana siguiente. Error. Ellos continúan la lucha. El 12 de diciembre 1098, los jefes de la ciudad hacen saber a Bohémond que están dispuestos a negociar. Este les hace saber que en caso de redición total e inmediata, todos salvarán su vida. Los habitantes de Ma’arrat deponen las armas en confianza. Después de todo, ellos no tienen en frente combatientes del Estado islámico actual… Segundo erro: los cristianos masacraron a los musulmanes hasta el último. Las crónicas hablan de 20 000 muertos. Los cruzados están profundamente decepcionado porque Ma’arrat tiene pocas reservas de viveres. En cualquier caso, nada para saciar todos los soldados que comienzan a mirar a los muertos de un ojo codicioso.

Rodolphe de Caen señala: “En Ma’arrat nuestras tropas hirvieron paganos adultos en calderos, empalaron a los niños en pinchos para devorarlos asados.” Encanto. La reputación gastronómica francesa se desprestigia de golpe.

Las masacres de los cruzados y el canibalismo hacen una profunda impresión en la gente del Medio Oriente. Durante siglos, Occidente conservará una reputación de ferocidad y de canibalismo. Vis-à-vis de los sarracenos, pero también de los judíos, incluso de los cristianos ortodoxos, algunos de los cuales también fueron zampados. La literatura árabe pretende que esta comida no fue causada únicamente por el hambre, sino también por la necesidad de rebajar el musulmán a la categoría de animales.

*En realidad un Mezzé no es un plato, ni siquiera un entremés como en algunos sitios se indica, sino una antigua forma de comer que quizá fuera como se hacía en las mesas más afortunadas de toda la Tierra, porque si bien hoy la hostelería lo ha popularizado, hasta hace apenas un siglo este derroche solo se veía los días festivos. Fuente: http://www.enciclopediadegastronomia.es/articulos/costumbres-populares/mezze-o-meze.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s