Ucrania no aprendió de Chernóbil: sus negociaciones comerciales con Westinghouse Electric para arrebatar el comercio de barras de combustible nuclear a Rusia puede afectar al medio ambiente de toda Europa y comprometer la salud y la vida de sus habitantes

Alteatequieroverde:

En este interesante artículo que no podemos traducir por falta de tiempo, nos explican que con tal de quitarle el negocio a la empresa rusa que fabrica el carburante nuclear de las centrales del ex bloque soviético (Ucrania, Chequia etc.) la empresa norte americana Westinghouse Electric ayudada por el poder político (Hillary Clinton) intenta vender sus barras de combustibles a pesar de la incompatibilidad: las secciones de las barras de combustibles rusas son hexagonales, las norte americanas cuadradas. No se quedan quietas en los receptores, se tuercen y luego no pueden salir. Podría ser una de las explicaciones de por qué los incidentes recientes en las centrales ucranianas. Todas las centrales nucleares concernidas han vuelto a comprar las barras de combustibles a Rusia. Pero, parece ser que la empresa nuclear ucraniana, presionada desde dentro por el poder político, (no nos olvidemos que 3 ministros elegidos las semanas pasadas eran forasteros naturalizados ucranianos para poder ser ministros), y desde fuera por EE.UU están a punto de caer en la trampa de volver a comprar a Westinghouse unas barras de combustibles que no serán recicladas por el vendedor que también firma contratos en los que la firma norte americana no se responsabiliza de nada en caso de accidente grave. Resulta que el terrible accidente de Chernóbil de 1986 no basto a las autoridades políticas ucranianas. Las consecuencias de estas negociaciones comerciales pueden afectar no solo a Ucrania, pero como ya ocurrió en el pasado a Bielorrusia y el resto de Europa.

articulo relacionado del 3 de diciembre 2014: https://alteatequieroverde.wordpress.com/2014/12/03/un-incidente-nuclear-en-la-planta-nuclear-mas-grande-de-europa/

Fuentes:http://www.leblogfinance.com/2014/12/ukraine-westinghouse-pourrait-exposer-le-monde-a-un-risque-nucleaire-majeur-pour-damer-le-pion-a-la-russie.html ,Russian Time, AFP, Associated Press, SFEN, Ria Novosti

topelement

Con Hatsune Miku, primera estrella del pop internacional, Justin Bieber tiene competencia. : impresionante video

Alteatequieroverde.

En Alteatequieroverde hemos encontrado la manera de luchar contra el pánico escénico que sufren numerosas estrellas como Pastora Soler o Joaquín Sabina: que se vayan a su casa y al paro.

1073279_lhologramme-hatsune-miku-premiere-pop-star-internationale-open-source-web-tete-0204003583029_660x352p

La industria del disco ya no les necesita, tenemos a Hatsune Miku que se ha presentado en conciertos en EE.UU. este otoño.  Hatsune Miku no come, no bebe, no tiene caprichos de diva y sobretodo: ¡¡¡no cobra!!! Además, y no es poco, Hatsune Miiku goza de la total aceptación de sus fans adolescentes y preadolescentes Bubblegum. El tiempo pasa inexorablemente. Sabemos que dentro de 15 años los robots reemplazarán a los humanos en más del 50% de las tareas, incluidas el periodismo, la seguridad, la limpieza. Solo hace falta ver el programa Como se hace para darse cuenta que la industria pasa ya de uno obrer@s que nunca enferman, se ponen en huelga, o hacen bebes… La estrella Hatsune Miku es un holograma. Han subido más de 170 000 videos suyos en Youtube. No hay que temer su falta de inspiración porque tiene un repertorio de reserva de más 100 000 canciones escritas por sus fans. No ofende al robot periodista en las entrevistas, no destruye habitaciones cuando está de gira y puede bailar y cantar para los próximos mil años. Ha nacido en Japón creada por la compañía japonesa Crypton Future Media, este cantante virtual plantea preguntas de vértigo en la industria de la música.

Hatsune Miku es un avatar de Vocaloid desarrollado por Yamaha, este software digiere fragmentos de voces humanas para recrear sintéticamente nuevas o viejas y puede cantar melodías con las letras. «En otras palabras, con esta tecnología, una canción puede producirse sin un cantante», dicen en el sitio de Yamaha.

 

Creado en 2007, Hatsune Miku es una revelación explosiva fuera de las fronteras japonesas. Abró el concierto de Lady Gaga en América del Norte, apareció en un remix de Pharrell Williams y en el famoso programa de televisión de David Letterman en octubre. Dio sus propios conciertos en Nueva York y Los Ángeles.

Incluso «New York Magazine», con sus periodistas que no tienen el hábito de dejarse conmover, encuentro que las canciones de su concierto de este otoño en Manhattan «estaban llenas de emoción.» Mientras tanto, la empresa Crypton Future Media que creó Hatsune Miku, ha logrado una explosión de ventas con este Vocaloid, a 150 euros.

Crypton decidió que los fans pueden utilizar libremente la imagen de la cantante para fines no comerciales y conservarán los derechos de propiedad de las canciones creadas. Sin embargo, cuando se utiliza Hatsune Miku en un entorno comercial, en publicidad por ejemplo, Crypton gestiona la licencia de uso de su imagen. Con la ventaja de que no exige sus derechos de artista…