¿Como hemos determinado la fecha del seismo que dejo Katmandu patas arribas?

Fuente: http://leschroniquesderorschach.blogspot.com.es/2014/04/la-quete-de-la-planete-x-est-terminee.html traducción alteatequieroverde (texto no corregido todavia)

más: https://alteatequieroverde.wordpress.com/category/mega-terremotos-cada-188-dias-en-puntos-exactos-de-la-tierra/

más: https://alteatequieroverde.wordpress.com/2015/04/04/finales-de-abril-tremendo-terremoto-a-la-vista/

En las últimas semanas, se ha producido una intensificación de la actividad sísmica y volcánica. Desde California hasta Chile pasando por Yellowstone, la Tierra se agita en todas las direcciones, lo que sugiere que una gran catástrofe se avecina en el futuro cercano. Los principales medios de comunicación no niegan todos estos eventos, pero siempre se olvidan de mencionar una posible causa subyacente. De acuerdo con la ideología oficial, es el azar y nada más que hace que los terremotos y las erupciones volcánicas se suceden al mismo tiempo en diversas partes del mundo. Cualquier relación de causalidad fue eliminada entre la actividad solar y los terremotos, y sólo es una terrible coincidencia, por ejemplo, si se formó un enorme agujero coronal en la superficie del Sol cuando un fuerte terremoto de magnitud 8 sacudió Chile mientras la Tierra estaba a punto de entrar en una alineación que involucraba a Marte, el Sol y Urano.

                                                                   Posición de los planetas el 1 de abril

 El hecho es sin embargo innegable, la mayoría de los desastres de los últimos tiempos se produjeron cuando estas alineaciones planetarias estaban en curso. En este caso, ¿debemos creer que los científicos son seres extremadamente tercos incapaces de establecer una relación causa-efecto? O más bien, ¿debemos creer que algunos hechos se ocultan deliberadamente al público?

Incluso si la mayoría de los científicos sólo fuesen ovejas alineándose sin pensar en los dogmas vigentes, quedarían necesariamente algunos con suficiente objetividad para constatar que la posición de los planetas afecta al Sol y, por banda a nuestro planeta.

 

                                     31 de marzo 2014, el campo magnético solar se abre y revela un enorme agujero coronal.

http://gong.nso.edu/cgi-bin/dbmacro.cgi/data/magmap/scripts/ondemand.m

 

3 de las últimas alineaciones con Saturno causaron grandes desastres

 

Este fue especialmente el caso el 11 de abril de 2012 con una alineación con Saturno que causó un terremoto de magnitud 8,9 fracturando la corteza terrestre en el nivel del Océano Índico.

 

                                                   Posición planetaria en el momento del terremoto del 11 de abril 2012

 Seis meses más tarde, cuando hubo otra alineación con Saturno, la súper tormenta Sandy golpeó la costa este de EE.UU y inundo la zona sur de Manhattan. Esta fue la configuración del sistema solar en ese momento:

 

                            Posición planetaria en el momento de la súper tormenta Sandy (25-30 octubre de 2012).

 Y 1 año (y 12 días) más tarde, nueva alineación con Saturno cuando barre el tifón Hayan tifón, el más fuerte jamás registrado:

                                                                    Posición planetaria al 09 de noviembre 2013

Desde hace 2 años, la mayoría de las alineaciones con Saturno han coincidido con desastres a gran escala. Hasta un niño sería capaz de establecer un vínculo de causa y efecto, sin embargo nadie en los medios de comunicación ni tampoco en el mundo científico nunca ha puesto de relieve este fenómeno.

                                            Encubrimiento y desinformación

 Estamos bien confrontado a un gigantesco encubrimiento para evitar que el público entienda lo que está actualmente pasando a escala de nuestro sistema solar. Y, por supuesto, el mero hecho de tal encubrimiento implica que es probable que estas informaciones perturben el orden público en caso de que sean reveladas oficialmente.

Por cierto, muchas otras cosas son bastante preocupantes para justificar una censura de este tipo, podemos citar el altísimo número de desastres desde el año 2000, el cambio en el color del sol y de los chemtrails. Una vez más, los medios de comunicación velan constantemente en nunca establecer la causa con el efecto y el tratan a estos fenómenos de manera aislada, cuando no niegan rotundamente su existencia.

El hecho es que sin esta censura obvia, cada uno de estos fenómenos pondría al público en la pista de ese gran secreto encima de todos los demás: la influencia de un astro parecido a una enana marrón cuyo período orbital se calcula en miles de años, ¡el famoso Planeta X!

 

 

La NASA no niega que tal planeta podría existir porque en varias ocasiones la ha catalogado en la categoría de los objetos Trans-plutonianos. Lo que pretende camuflar, son los efectos obvios que ejerce actualmente sobre todo el sistema solar. Estos efectos indican que el astro marrón invisible para los telescopios sería mucho más cerca de lo que es comúnmente admitidos.

Ya sea en Internet o en los círculos científicos, muchas mentiras circulan sobre el misterioso Planeta X. Ya el daño es demasiado grande para esperar claramente y con calma arrojar luz sobre este tema. (…) Esta desinformación significa en última instancia que algunas verdades deben definitivamente estar ocultas a la vista del público.

La transmisión de energía entre los astros muestra la naturaleza electromagnética del universo.

 Entender el mecanismo de los alineamientos planetarios significa revisar completamente el funcionamiento del sistema solar. Sería bascular al modelo del universo eléctrico donde los astros son como condensadores que acumulan energía electromagnética y la liberan durante alineaciones hélio-centradas. En tal modelo, el vacío del espacio, por tanto, serviría como un elemento conductor comparable con el éter de los antiguos. Esto significaría dar cuerpo a los conceptos de Nicolas Tesla acerca de la energía libre y entendemos que ciertos grupos poderosos pueden dificultar este tipo de enfoque.

Pero el gran problema es que el público se dará cuenta rápidamente, en primer lugar, que algunos alineamientos no producen nada sustancial, y en segundo lugar que se producen algunos grandes terremotos cuando ningún astro está en el eje de la alineación (terremotos de magnitud 9 de marzo 11 de 2011 en Japón y el 27 de febrero de 2010 en Chile). Con un poco de sentido común, es posible entender que estos terremotos son causados ​​por una astro no catalogado y una vez que la dirección en la que se encuentra se ha determinado, entonces entendemos que primero influencia todos los astros que se encuentran en la misma área del cielo que él.

Desde hace varios años, Saturno es el primer planeta que se somete a su influencia. Saturno absorbe parte de la influencia electromagnética del Planeta X, pero a su vez afecta a la Tierra durante sus alineaciones. Esta influencia se refleja en grandes tormentas y una posible inclinación de sus anillos.

Antes de Saturno era Júpiter donde se ha registrado enormes tormentas. Además, el ciclo de 11 años del sol es dictado por la alineación entre estos últimos, Júpiter y el planeta X.

Y como era de esperar, el último ciclo ha sido cambiado desde que este astro ha entrado en los límites del sistema solar. Conviene recordar que la última alineación en noviembre de 2003 produjo una de las más grandes erupciones solares jamás registradas.

Hoy en día, constatamos que la última oleada de terremotos y temblores volcánicos se produjo en una alineación con Urano y hasta cierto punto con Marte. Uno puede determinar fácilmente en qué parte del cielo se sitúa ahora el Planeta X: en la constelación de Virgo:

 

      Vista en sección transversal del sistema solar el 1 de abril de 2014. Imagen generada por http://www.solarsystemscope.com/

Conclusión

De acuerdo con lo que se ha mencionado anteriormente, el siguiente período de peligro comenzaría alrededor del 6 de mayo, cuando Saturno comienza su alineación con la Tierra (10 de mayo). En cuyo caso, podemos esperar una combinación de terremotos, subidas magmáticas y diversas condiciones meteorológicas adversas.

En caso de terremoto, la magnitud indicará en qué medida el planeta X influencia Saturno. En otras palabras, se determinará el grado de desfase entre una y otra. El punto importante es que, paradójicamente, un terremoto muy fuerte (magnitud 8 por lo menos) significaría que Saturno siempre juega su papel de escudo protector de la Tierra.

El caso contrario significaría que el próximo año nos enfrentaremos directamente a la influencia del Planeta X lo que significa que vamos a asistir a una amplificación de los cataclismos durante todo el año con un primer pico dentro de 6 meses y otro más importante dentro de exactamente un año.

La hipótesis del Planeta X ya tiene todas las posibilidades de convertirse en un hecho validado experimentalmente. Este enigma y no siendo uno, el tiempo ha llegado de tratar de un tema adyacente que las religiones llaman el día de Jehová…el misterio es aún más grande…

*Isaías 13:9 “He aquí el día de Jehová viene, crudo, y de saña y ardor de ira, para tornar la tierra en soledad, y raer de ella sus pecadores.”

Un comentario en “¿Como hemos determinado la fecha del seismo que dejo Katmandu patas arribas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s