¿ Qué te gusta hacer para divertirte?

2 comentarios en “¿ Qué te gusta hacer para divertirte?

  1. Que triste, aunque esto no pasa por casualidad, la culpa es de los padres que no se preocupan de educarlos, es más fácil que el estado y sus medios de propaganda y adoctrinamiento lo se encarguen de entretenerlos.
    La generación que jugaba en las calles y en el campo, no se ha preocupado de que sus hijos tomen lo mejor de esto y lo perfeccionen, así que la culpa es suya, no busquemos más culpables ni victimicemos a nadie; Señores espabilen, que yo tengo una cría y me estoy preocupando de que el día de mañana sea una persona, así que ustedes también podrían… si quisieran.

    Saludos,

    1. Para que nuestro hijo tenga todas estas posibilidades y aperturas, no quise “hacerlo” antes de estar seguro de sentirme preparado. Mi compañera ya lo estaba mucho antes y lo reclamaba. El mismo me previno que quería venir con nosotros. Abandoné actividades lucrativas para poder estar con él en cualquier momento y acompañarlo en los aprendizajes de su vida. Esto conllevo un empobrecimiento de nuestra vida pero solo económicamente hablando. Lo más, es que esto sucedió cuando empezó la época de “bonanza económica” basada en el ladrillo. Me tacharon de vago por perder oportunidades de enriquecernos, de sobreprotegerlo, las mujeres me miraban de reojo cuando empujaba el carrito a las horas de entrada y salida de la guardería o de las aulas de preescolar. Esto cambio solo cuando los héroes masculinos del ladrillo se vieron condenados al paro y se vieron a las puertas de los coles esperando a sus peques… Hemos acompañado a nuestro hijo en muchos juegos, le hemos leído cuentos casi al salir de la matriz, pero no le hemos dejado abandonado al cuidado de ningún móvil ni ninguna pantalla. Una vez le hice probar una hamburguesa de un Burger porque me lo pidió. Tuve mucha suerte. Este día estaba realmente malo. Nunca más pidió este sucedáneo de comida. Entendió mis argumentos negativos acerca de la comida basura. Rechaza volar por rechazar contaminar en excesivo, pero si lo hace es porque no hay otra opción. Ha sido vinculado con el gusto por el esfuerzo y el trabajo bien hecho pero no recibió ninguna vacuna excepto las primeras que le pusieron sin avisarnos. Se ha vuelto vegetariano por convicción ideológica pero sabe, raramente, hacer excepción para no perder vida social. Ahora vuela, casi, por sus propias alas, y sabemos que, a pesar del peso de la sociedad y de la inercia de sus numerosos amigos, compañeros y miembros del cole, instituto y de la “gran familia” absolutamente normales, como los vistos en este video, se puede educar y vivir de otra manera. Se llama RESISTIR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s