Los yanquis dan una patada a nuestra protección sanitaria exigiendo que tomemos nuestra dosis de venenos de cada día. Hasta la muerte pero sin antes pasar por la enfermedad que también reporta pingües beneficios.

produits-poison-giem

E$tos venenos estan en: Tiket de caja, lata de cerveza, conserva enlatada, botella de plastico, yogures, pegamentos, pinturas, barniz para uñas, jugetes de plastico, productos de belleza, plastico alimentario, ustensilios de cocina, productos de limpieza, jabón, medicamentos, textil impermeables etc etc etc…

Los perturbadores endocrinos son venenos no prohibidos. Estas sustancias nos pudren la vida: las enfermedades que desencadenan nos cuestan 157 000 millones de € a los ciudadanos de la UE. Además de los dramas personales y familiares. Bonitos ahorros si su interdicción fuese declarada, pero es imposible: los lobby yanqui (entre otros) han decidido que les importa una mierda nuestra salud si pueden sacar beneficio de ellos.
Debido a las presiones de los responsables de comercio de EE.UU en vista del acuerdo TAFTA (TTIP), la Unión europea ha renunciado tomar medidas reglamentarias relativas a los perturbadores endocrinos ligados a cáncer y esterilidad masculina.

Es lo que sale de los documentos obtenidos por la Red europea de acciones en contra de los pesticidas (PAN Europe). Los criterios de la Unión europea, en proyecto, hubieran podido prohibir 31 pesticidas con perturbadores endocrinos. Pero estos criterios han sido abandonados por temor a una reacción comercial violenta, alimentada por un lobby norte americano agresivo.
El 2 de julio 2015 se ha sabido que por la mañana, una delegación de alto nivel de la Misión de Estados Unidos en Europa y de la Cámara de comercio visitaba a los responsables del comercio de la Unión europea con el fin de insistir para que los europeos abandonen sus nuevos criterios que ponen en evidencia los perturbadores endocrinos…habrá un nuevo estudio…se decidió al final del día. Europa cedió.
Las minutas del encuentro nos enseñan que los responsables de la Comisión dicen que “a pesar de que desean que Tafta sea un éxito, no quisieran pasar por los que debilitan a las normas europeas”.
TAFTA (TTIP) es un acuerdo comercial en fase de negociación entre los Estados Unidos y la Unión europea para suprimir las últimas barreras aduaneras y favorecer el libre comercio total.
En las trascripciones de la reunión se puede leer que los representante de la Cámara de Comercio Yanqui “se quejaban de la inutilidad de crear categorías y por consiguiente listas” de sustancias prohibidas. (…) Más tarde este mismo día, la secretaria general de la Comisión, Catherine Day, enviaba una carta a Karl Falkenberg, director del departamento de medio Ambiente, diciéndole suspender los criterios en proyecto: “Sugerimos que, como lo han hecho otras Direcciones generales, consideréis proceder a una única evaluación de impacto común para cubrir todas las proposiciones. No pensamos que sea necesario preparar recomendaciones de la Comisión, relativas a criterios para identificar las sustancias que son perturbadores endocrinos.” Siguiendo esto, la legislación previstas para 2014, fue rechazada hasta por lo menos el 2016, a pesar de los costes para la salud que provocan las enfermedades, como la perdida de QI, la obesidad o la criptorquidia – enfermedad que afecta al sistema genital de los niños – efectos negativos sobre el sistema inmunitario, diabete, función respiratoria del niño, cancer pecho, ovario o de prostata, y un sinfin de etc. con un coste estimado a 150000 millones de € cada año.
Un mes antes de este encuentro, la Cámara de comercio de Estados Unidos había advertido (¿amenazado? ndt) la Unión europea de las “vastas implicaciones” que tendría la adopción de los criterios en proyecto. (…) En una nota interna de nivel elevado, mandada poco después al comisario a la Salud, Tonio Borg, su director general alertaba que la política de la Unión europea relativa a los perturbadores endocrinos “tendrá consecuencia importantes sobre la economía, la agricultura y el comercio”. (…) “Estados Unidos, Canadá y Brasil ya han expresado sus inquietudes sobre estos criterios que podrían tener repercusiones importantes en el comercio”.

Traducción libre Alteatequieroverde con base Artículo completo: The Guardian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s