Metales raros: “Un vehículo eléctrico genera casi tanto carbono como un diésel”

Dans une mine d'extraction de terres rares de la province chinoise du Jiangxi, en octobre 2010.

En una mina de tierras raras en la provincia de Jiangxi, China, en octubre de 2010. Photo stringer. Reuters

En su último trabajo, “La guerra de los metales raros”, Guillaume Pitron denuncia “la cara oculta de la energía y la transición digital”. Para el periodista, las turbinas de viento, los paneles solares y los autos eléctricos se contentan con trasladar la contaminación al otro lado del mundo.

   Iridio, indio, platino, tierras raras: estos metales con nombres a veces desconocidos son esenciales para las industrias de alta tecnología. Sin ellos, nada de baterías eléctricas, de turbinas eólicas, de teléfonos celulares o fibra óptica. El periodista Guillaume Pitron se ha interesado en las consecuencias ambientales y geopolíticas de la extracción de estos metales raros. Con motivo del lanzamiento de su libro La Guerre des Métaux rares repasa seis años de investigación en una docena de países.

Metales raros, ¿qué es?

La Unión Europea proporciona una lista de 27 materias primas raras (fósforo, cobalto, helio, etc.), incluidos muchos metales. Son minerales presentes en cantidades diminutas en la corteza terrestre. Se mezclan naturalmente con otros metales más abundantes (hierro, aluminio, etc.). Para ganar obtener algunos kilos, hace falta extraer toneladas de tierra. Los científicos hablan de rareza geológica pero también industrial. Algunos metales abundantes pueden volverse raros si la demanda explota.

¿Para qué son?

Gracias a sus propiedades químicas únicas, son las vitaminas de la transición energética y digital, el petróleo del siglo XXI. Sin metales raros, nuestros teléfonos móviles serían del tamaño de un ladrillo, no tendrían pantalla táctil ni vibradora. Sin ellos, es imposible propulsar un AVE a 500 km / h. Es increíble, los metales raros nos han invadido. Nuestra alta tecnología  siempre dependerá más de estos minerales cuya producción continúa creciendo.

¿Cuál es el principal productor de metales raros?

China tiene el liderazgo para producir muchos de ellos. En particular, controla el 95% de la producción mundial de tierras raras. En 1992, Deng Xiaoping (número uno de China desde 1978 hasta 1992) hubiera dicho: “Oriente Medio tiene petróleo, China tiene tierras raras”. Históricamente, Estados Unidos era el líder del mercado. Pero con la toma de conciencia medio ambiental de los años 80, los occidentales ya no quieren minas en casa. La extracción de metales raros es demasiado sucia y costosa en energía.

Los chinos, en búsqueda de un crecimiento desenfrenado, recuperan el trabajo. Durante décadas, a costa de un dumping social y ambiental sin precedentes, China está inundando a Occidente con metales raros muy baratos. Esta situación les conviene a todos, por un lado, los países occidentales están desarrollando sus nuevas tecnologías a bajo costo, por el otro, los chinos se enriquecen.

Todo está bien en el mejor de los mundos, hasta que China tome conciencia de las palancas económicas y geopolíticas que puede operar con estos recursos. Al principio de los años 2000, su crecimiento y necesidades en metales raros explotan. Para satisfacer la demanda interna y desarrollar sus propias tecnologías, Pekín decide cerrar el grifo. Después de inundar Occidente con metales raros, el país restringe sus exportaciones. Esta es la famosa política de cuotas que calienta los oídos de la Organización Mundial del Comercio.

China aprovechó la oportunidad para desarrollar su propia transición energética…

Exactamente, en detrimento de la nuestra. La palabra innovación se ha convertido en un mantra, en China. Las tecnologías verdes y digitales son los nuevos motores del crecimiento chino, esenciales para la supervivencia del Partido Comunista. Para asegurar su avance industrial, Beijing no ha dudado en apropiarse de las tecnologías occidentales. A cambio del acceso directo e ilimitado a los metales raros, muchos industriales migraron a China. Los chinos han accedido a sus laboratorios de investigación. Bajo la cobertura de la co-innovación, han hecho suyas las patentes europeas y estadounidenses. Gracias a este chantaje  a los metales raros, China se ha convertido en el líder mundial de la transición energética. El país salió de la “edad de piedra” donde los occidentales querían mantenerlo.

Resultado de imagen de coltanTrabajo de los mineros que extraen coltan del la mina de Senator Edouard Mwangachuchu en North Kivu (RDC) LUCAS OLENIUK (EFE)

¿Hay metales raros en otros países?

Están en todas partes, desde el litio de Bolivia y Argentina, al cobre de Chile al cobalto y al coltán de la República Democrática del Congo. Indonesia también es una gran potencia minera llena de estaño. Todos estos países quieren inspirarse del ejemplo chino y capturar el valor añadido de los metales raros. Ya ningún estado quiere reproducir el esquema neocolonialista según el cual los países en desarrollo producen los minerales en bruto, los venden por un puñado de dólares a los occidentales quienes lo valoran con algunas patentes para venderlo luego diez veces más caro.

El movimiento del cobalto por el mundo | Infografía: Amnistía Internacional

       El movimiento del cobalto por el mundo | Infografía: Amnistía Internacional

Más allá de las ambiciones, es muy difícil ponerlo en marcha la explotación de los metales raros porque significa abrir caminos, instalar líneas eléctricas, traer conocimientos. En 2015, Indonesia intentó un embargo a la exportación de minerales bruto. Pero carecía de un tejido industrial suficientemente para transformar el recurso. Tuvo que dar marcha atrás dos años después. Única certeza: los occidentales deben aceptar compartir el pastel tecnológico al que aspiran todas las naciones.

Marine ErnoultLibération. Traducción Alteatequieroverde

ver:  http://www.eldiario.es/desalambre/Documentos-multinacionales-Apple-Samsung-Volkswagen_0_474903224.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s