“Los ejecutivos de Silicon Valley están transformando el mundo en un entorno completamente tecnológico, pero son particularmente reacios a adoptar estas aplicaciones innovadoras para sus hijos”

Modern computer devices

“El fallecido Steve Jobs admitió en su momento que sus hijos nunca habían usado un iPad, uno de los grandes éxitos de Apple.” Afirma Nick Bilton. Jobs también señaló que el uso de la tecnología era particularmente limitado en su hogar.

Más tarde, resultó que Jobs no fue la excepción. En la familia de Evan Williams, uno de los fundadores de Twitter, los niños tampoco tienen tabletas y, además, se recomienda la lectura de libros impresos. Chris Anderson, ex editor de la revista de tecnología Wired, incluso admitió que no toleraba una pantalla de ordenador en la habitación de sus hijos.

“Primero vimos los peligros de esta tecnología y no quiero que mis hijos se enfrenten a estos problemas. Dijo Anderson para justificar estas restricciones.

Enfants - Tablettes – Smartphones - 3

Bilton dijo haber constatado que la mayoría de los pioneros de la tecnología limitan el uso de dispositivos como tabletas o teléfonos inteligentes con sus hijos a 30 minutos al día durante la semana, mientras otros toleran el uso de la tecnología solo durante el fin de semana.

A partir de la edad de diez años, los niños de estos pioneros pueden, según el periodista, utilizar un ordenador, pero sólo para el trabajo escolar.

 Hannah Rosin, reportera de The Atlantic, encontró un fenómeno similar entre los diseñadores de aplicaciones para niños. “También allí, parecía que el entretenimiento digital era tabú durante la semana.”

Las restricciones en la tecnología también se reflejan a menudo segun los observadores en la elección de las escuelas que los empresarios de Silicon Valley reservan para sus hijos.

Muchos ejecutivos de Google, Yahoo, Apple y eBay parecen haber inscrito a sus hijos en la Escuela Waldorf, cuya filosofía no deja espacio para la tecnología que, según la dirección, representa una amenaza para la creatividad, el comportamiento social y la concentración de estudiantes.

“Los ejecutivos de Silicon Valley están transformando el mundo en un entorno completamente tecnológico, pero son particularmente reacios a adoptar estas aplicaciones innovadoras ” afirma Nick Bilton, periodista tecnológico de The New York Times.

Nick Bilton ha descubierto que la élite de Silicon Valley controla estrictamente el uso de la tecnología por parte de sus hijos.

Les dangers des écrans pour les enfants

 

Traducción Alteatequieroverde

fuentes:

https://www.theatlantic.com/magazine/archive/2013/04/the-touch-screen-generation/309250/https://www.nytimes.com/2014/09/11/fashion/steve-jobs-apple-was-a-low-tech-parent.html?_r=0http://www.express.be/sectors/nl/interactive/tablets-kunnen-onderwijs-revolutie-worden/144234.htmhttp://www.express.be/business/nl/technology/zwitserland-wil-cursief-schrijven-volledig-elimineren/204343.htmhttps://fr.express.live/2014/09/17/pourquoi-steve-jobs-et-cie-ont-garde-leurs-enfants-eloignes-des-ipads-exp-207897/http://www.express.be/business/nl/technology/het-app-effect-tegen-2020-zal-iedereen-verslaafd-zijn-aan-informatie/153795.htmhttps://fr.express.live/2011/8/4/6-adolescents-britanniques-sur-10-jeunes-sont-fortement-dependants-de-leur-iphone-ou-blackberry-exp-150398/http://www.express.be/business/nl/technology/jonge-kinderen-kunnen-geen-eenvoudige-taken-meer-aan-door-overmatig-ipadgebruik/204480.htm

 

 

 

 

Feminismo versus transhumanismo: ¿demasiado tarde?

Resultado de imagen de transhumanisme

Hoy día de la Mujer (trabajadora), las y los feministas de medio planeta celebran como nunca sus legítimas reivindicaciones. Pero en Alteatequieroverde nos preguntamos si la Humanidad logrará a tiempo la igualdad entre mujeres y hombres o si el “sistema” de civilización que se apropió de nuestras vidas cosificándonos, dejando exangüe el ser spiritual que fuimos y podríamos ser, no ganara el partido marcando un último penalti tecnológico.

               Ilustración: imagen de la película Elysium (2013)

Lo que plantea nuestra pregunta es la lógica conquistadora del transhumanismo. Estos desarrollos se nos presentan como una libertad, un nuevo derecho adquirido por todos. Pero grandes ambigüedades se ciernen sobre la libertad que tendremos de rechazar esas “proposiciones” que ya están subrepticiamente impuestas. Algunos transhumanistas se atreven a afirmar que aquellos que no sigan el movimiento se convertirán en esclavos de su clase creciente (o incluso “carne”). Perspectiva encantadora… ¿Qué haremos frente a la hegemonía que podrían adquirir los maestros de poderes aumentados (post-humanos o máquinas artificiales) en toda la humanidad?

Resultado de imagen de clones de chien barbra streisand

¿Quién puede creer que la integración de la mujer en el mundo laboral remunerado fue una conquista? ¿Acaso la esclavitud lo fue? Después de usarlas de mano de obra  de repuesto barata para rebajar los humos de grandeza salarial y de condiciones laborales de los trabajadores varones, un poco menos baratas que los chinos de la China comunicapitalista de Estado, el patriarcado occidental está a dos pasos de franquear además a la mujer en lo más sagrado de su ser: crear amando un nuevo ser dando  la luz a la descendencia humana…  Inútil de añadir que cuando la descendencia se manufacturará en úteros artificiales, o que se clonará como los chuchos de la actriz Barbrá Streisand, la mujer devendrá un “objeto” totalmente inútil. Se equivoca la señora Arrimadas y colegas cuando afirma “Es una huelga en la que se reivindica también el anticapitalismo, una ideología que nosotros no reivindicamos”. Se equivoca burdamente porque con la tecnología a punto de “democratizarse” para lo billonarios, el patriarcado capitalista no necesitará nunca más a las féminas ni para parir ni para morir en el tajo. La ideología capitalista nacida del Renacimiento que ama tanto la señora Arrrimadas nunca fue tierna con las mujeres como no lo es con las vacas o las cerdas en las granjas de 10000 vacas o 10000 cerdas que surjan hoy por el mundo. En Alteatequieroverde nos tememos que la Mujer no tiene más futuro que los nativos de América o los Palestinos de Palestina o de cualquier persona que no fuese W.A.S.P: Blanco, Anglosajón y protestante. A este acrónimo desfasado le añadiría la B de billonario.  

Que nos critiquen, que nos quemen en la hoguera del políticamente correcto pero más que un día mundial de reivindicaciones feministas muy requetelegitimas deberían los pueblos de las naciones libres gritar en las calles en contra del mundo “fantaseado” del “post-humano”. Porque mañana, en dos días, será demasiado tarde si no lo es ya.

Feto de cordero en útero artificial

El mundo “fantaseado” del “post-humano”

Anuncian una revolución de la especie en algunas décadas. Tal vez está noticia sea sobrevendida. Pero, sea lo que sea, no tenemos las herramientas y los lugares para pensar esta mutación. Esta sucede sin debate democrático, a una velocidad loca. ¿Quién hoy se pregunta por qué sería deseable este futuro? ¿O cómo contribuye (o no) a la humanización de nuestra civilización?

Como siempre ocurre con las tecnociencias, la ética y la política corren detrás, ya dejadas tiradas por los anuncios de descubrimientos y experimentos que se suceden.

“Este futuro hombre, que los científicos producirán, nos dicen, en un siglo nada más, aparece preso de la revuelta contra la existencia humana tal como se recibe, un regalo de la nada (laicamente hablando) y que quiere, para así decirlo, cambiar por una obra hecha con sus propias manos”, escribió la filósofa Hannah Arendt en 1958. “La única pregunta es: si queremos utilizar nuestros nuevos conocimientos científicos y técnicos en este sentido ¿deberíamos dejar decidir a los científicos?. Es una cuestión política primordial que difícilmente puede abandonarse a los profesionales de la ciencia o a los políticos».

Ante los cambios que tenemos por delante, ante la fascinación de los sueños de poder, ante las aventuras ciegas y actitudes indiferentes que podrían llevar a nuestra especie a su pérdida, tratar de responder colectivamente a esta “cuestión de política fundamental” es ahora más que necesario.

Alteatequieroverde + Agnes Rousseaux y Jacques Testart

 

Resultado de imagen de transhumanisme