…Allons enfants…

Allons enfants de mon pays
Le jour d’espoir est arrivé
Contre nous de la tyrannie
Tout un peuple doit se lever.
Entendez-vous à l’Assemblée,
Ces ministres, ces députés,
Qui viennent partout nous répéter
Il faut qu’on libère la croissance,
Pas de croissance sans confiance,
La confiance dans la concurrence,
La concurrence notre seule chance
Il faut affronter le marché


Le grand marché mondialisé
Et ça réclame des sacrifices
On n’peut plus vivre comme jadis
Faut accepter faut s’adapter
Dans les retraites il faut tailler
Et la santé doit rapporter
Les autoroutes qu’il faut brader
Allons enfants de mon pays
Le jour d’espoir est arrivé
Contre nous de la tyrannie
Tout un peuple doit se lever.
Les voyez-vous à la télé,
Ces milliardaires, ces PDG,
Tout juste bons à radoter :
Travailler plus pour gagner plus
Consommer plus et produire plus
Il faut bien vendre pour acheter
Et exporter pour importer
Même si bien sûr l’environn’ment
L’environn’ment c’est important
On jure à Davos tous les ans
Que le réchauff’ment climatique
Que la mer pleine de plastique
Ca nous inquiète fortement
Ca nous angoisse pour nos enfants
Et c’est promis pour deux mille trente
Ou bien alors deux mille cinquante
On va enl’ver de nos patates
Dix-sept pour cents de glyphosate,
Monsanto sera très fâché
Mais nous on va leur résister
Résistance !
Résistance !
Allons enfants de mon pays
Le jour d’espoir est arrivé
Contre nous de la tyrannie
Tout un peuple doit se lever.
Qu’on obéisse à nos bons maîtres,
Et la planète fait place nette,
Plus d’hirondelles, plus de moineaux,
Plus de sauterelles, et plus d’oiseaux.
Ils nous envoient droit dans le mur,
Qu’éclabouss’ra notre sang impur.
Alors, y a plus le choix les copains,
Aux âmes, aux âmes, les citoyens !
Et les copines, les citoyennes,
Les mi-toyens, les mi-toyennes,
Marchons, marchons vers leurs palais,
Oui mais même pas pour les chasser,
Qu’on les enferme à double tour,
Et que la vie reprenne son cours,
Et que surtout entre nos mains
On reprenne notre destin,
L’air qu’on respire, l’eau que l’on boit,
Les paysages que l’on voit,
Les mots qu’on dit, démocratie,
Et pas seulement pour faire joli.
Allons enfants de mon pays
Le jour d’espoir est arrivé
Contre nous de la tyrannie
Tout un peuple doit se lever.
source https://francoisruffin.fr/ma-marseillaise/

Democracy in Europe Movement 2025

Democracy in Europe Movement 2025 (en español, Movimiento Democracia en Europa 2025, abreviado DiEM25), es un movimiento político paneuropeo1​ impulsado por el exministro de economía griego Yanis Varoufakis, que se ha propuesto como objetivo la democratización de las instituciones europeas desde la izquierda.23​ El movimiento cuenta con el apoyo de intelectuales, activistas y políticos europeos como Julian Assange,4​ el filósofo italiano Toni Negri,5​ la socióloga neerlandesa Saskia Sassen, el músico inglés Brian Eno,4​ el economista estadounidense James Galbraith, el exparlamentario laborista Stuart Holland o el filósofo esloveno Slavoj Žižek,4​ entre otros.

El acrónimo DiEM refiere al carpe diem romano. Sostienen que no hay que desaprovechar «hoy» el momento de organizarse a nivel continental, ya que consideran «obsoleto el modelo de partidos nacionales que forman alianzas frágiles en el Parlamento Europeo», por lo que sería necesario que cristalice pronto un movimiento paneuropeo de nuevo tipo, capaz de hacer frente a la gran crisis económica, política y social que Europa estaría enfrentando. En su análisis, esta crisis amenaza con desintegrar Europa y tendría características similares a la Gran Depresión experimentada en la de década de 1930.56

Historia

El movimiento se presentó el 9 de febrero de 2016 en el Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz de Berlín. Su lanzamiento estaba inicialmente planificado para noviembre de 2015, pero, según Varoufakis, atentados de París lo retrasaron.7​ El acto fundacional de Berlín también contó con el discurso de Ada Colau, así como la participación de Caroline Lucas, diputada del Parlamento Europeo por el Partido Verde de Inglaterra y Gales, representantes del movimiento Blockupy de Alemania, el partido Actúa de Baltasar Garzón y Federico Mayor Zaragoza y Miguel Urbán Crespo, diputado del Parlamento Europeo de Podemos.4

Desarrollo, crítica y recepción

El lanzamiento de la iniciativa recibió amplia cobertura por la prensa internacional. Los principales medios europeos reflejaron en sus reportajes de los días sucesivos tanto el potencial del movimiento, como las principales contradicciones que enfrenta. Varoufakis fue interpelado por la prensa sobre la relación entre su iniciativa y las propuestas que existen por parte de otros líderes de la izquierda europea para enfrentar y manejar la denominada «crisis del neoliberalismo», a saber, la posición de Oskar Lafontaine en Alemania y Jean-Luc Mélenchon en Francia, por una recuperación de la soberanía y un retorno a las monedas nacionales, abandonando el euro. A este punto, posiblemente el más conflictivo debido al enfrentamiento de posiciones opuestas dentro la propia izquierda europea, Varoufakis respondió de manera clara y unívoca que rechaza esa propuesta. El énfasis de su movimiento estaría puesto, por el contrario, en la repolitización de Europa como unidad y en la democratización de sus instituciones como manera de hacer frente a las tendencias de separación, fragmentación, competencia y aislamiento.8

En un artículo titulado «Varoufakis’ kleine Internationale gegen Kapitalismus» (en español La pequeña Internacional de Varoufakis en contra del capitalismo), el periódico alemán conservador Die Welt señaló que las propuestas de Varoufakis «harían trizas a Europa en vez de sanarla». En su nota sobre el lanzamiento de DiEM25, señala que esta iniciativa sería producto de que Varoufakis estaría «amargado» por el rechazo de sus ideas. No habría podido aceptar que sus colegas no hayan querido seguirlo y, ya que a nivel nacional no ha podido imponerse, habría concluido que necesita alianzas internacionales. Mientras en Hungría o en Polonia los sectores conservadores apuestan por la emancipación, Varoufakis estaría intentando formar una alianza de toda Europa para defender una política de izquierdas.9


I

OTAN/NATO ¿hacia un Gladio 2.0? La OTAN prepararía una ola de atentados en Europa. ¿El soldado francés arestado en Barcelona con cargadores y pistola tiene relación con el soldado francés arrestado en la Gare de Lyon de Paris el 23 del 12 del 2019 con explosivos?

Fuentes diversas basadas en países diferentes nos señalan que la OTAN está preparando una ola ‎de atentados en varios países de la Unión Europea. ‎

Durante los «años de plomo» –denominación atribuida en Europa al periodo entre finales de los ‎años 1960 y finales de los años 1980– los servicios secretos de la OTAN recurrieron a la «estrategia ‎de la tensión», con la realización de sangrientos atentados atribuidos a grupos de extrema ‎izquierda o de extrema derecha. En aquel momento, el objetivo era sembrar el pánico ‎para impedir la ‎formación de coaliciones gubernamentales de unión nacional con la participación de comunistas.

‎Al mismo tiempo, la OTAN –supuestamente defensora de la «democracia»– organizó golpes de ‎Estado o intentonas golpistas en Grecia, Italia y Portugal. ‎

Los servicios secretos de la OTAN habían sido creados por Estados Unidos y el Reino Unido ‎a partir del Buró de Coordinación Política de la CIA y sólo rendían cuentas a Washington y Berlín, ‎sin referir sus actividades a los demás miembros de la alianza atlántica.

Estos servicios o redes secretas eran denominados «stay-‎behind», ya que supuestamente iban a actuar en territorios ocupados por las tropas soviéticas si ‎la URSS invadía los países de Europa occidental. Aquellas redes secretas de la OTAN contaban en sus ‎filas a los mejores ‎“especialistas”‎ en lucha anticomunista de la Alemania nazi. ‎

Los anglosajones organizaron en todo el mundo redes secretas similares cuyos miembros eran ‎presentados como consejeros de los gobiernos proestadounidenses o actuaban clandestinamente ‎en la URSS y en los países asociados a las autoridades soviéticas. La coordinación entre estas ‎redes se realizaba a través de la Liga Anticomunista Mundial. ‎

No fue hasta 1975 que 3 comisiones investigadoras estadounidenses –la comisión Church del ‎Senado, la comisión Pike en el Congreso y la comisión Rockefeller de la Casa Blanca– comenzaron ‎a revelar parte de estas prácticas. ‎

En 1977, el presidente estadounidense James Carter puso al almirante Stanfield Turner a la cabeza ‎de la CIA, para realizar una limpieza en los servicios de inteligencia, y en 1990 el primer ministro ‎de Italia, Giulio Andreotti, dio a conocer la existencia del Gladio –la rama italiana de los servicios ‎secretos de la OTAN–, lo cual abrió paso a una oleada de revelaciones en toda Europa, a la ‎creación de comisiones investigadoras en Alemania, Bélgica e Italia, y a la disolución de todo el ‎sistema. ‎

Sin embargo, años más tarde hemos podido hallar indicios que demuestran la responsabilidad de ‎la OTAN en los atentados perpetrados el 11 de marzo de 2004 en Madrid y el 7 de julio de 2005 ‎en Londres. ‎

En fecha tan reciente como el 23 de diciembre de 2018, un gendarme francés ‎ex miembro de la Legión Extranjera francesa fue arrestado en París –en la céntrica terminal ‎de trenes Gare de Lyon– cuando transportaba explosivos y fue puesto bajo investigación ‎después de 96 horas de detención. ‎

-
-
-

Red Voltaire ha publicado en este mismo sitio numerosos documentos y estudios sobre ‎las redes denominadas stay-behind. Por ejemplo:
 «Las redes estadounidenses de desestabilización e injerencia», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 20 de julio ‎de 2001.‎
 También está publicado en español, en 16 partes, en nuestro sitio web, el libro del profesor ‎‎Daniele Ganser Les Armées secrètes de l’OTAN (la edición en papel de este libro ‎en papel sólo existe en francés), obra de referencia sobre este tema.‎
 «La Liga Anticomunista Mundial, internacional del crimen», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 20 de enero ‎de 2005.

¡Desenchufa tu tele y pon tu chaleco amarillo! (Video)

J’ai vu des gens tomber à la mer         Vi gente cayendo al mar

J’ai vu des gens fuir la misère,              Vi gente huyendo de la miseria

J’ai vu des gosses creuser la terre      Vi niños cavando la tierra

Au profit de gros milliardaires,             Para el beneficio de multimillonarios

J’ai vu l’Etat créer des guerres,             Vi al Estado crear guerras

Vendre des armes pour les affaires,   Vender armas para negocios

Démocratie autoritaire                              Democracia autoritaria

Pour nous faire manger la poussière…para hacernos morder el polvo…

Débranche ta télé et enfile ton gilet,     Desenchufe su televisor y ponga su chaleco 

Et ôte tes chaines à tes pieds                     Y quitate las cadenas a tus pies

Et enfile ton gilet                                               Y ponte el chaleco

Et débranche ta télé                                         Y desconecta tu televisor

 Et enfile ton gilet…                                           Y ponte el chaleco…

Je m’en vais vous laisser un monde          Te dejo un mundo que ya no es mio

qui ne me correspond plus

Je ne veux pas vivre dans un monde          No quiero vivir en un mundo

où les colombes ne volentplus                       Donde las palomas ya no vuelan

Je veux agir pour cette Terre,                         Quiero actuar por esta Tierra

Je veux bâtir pour être fier                              Quiero construir para estar orgulloso

Je veux un peuple uni et fier                            Quiero un pueblo unido y satisfecho

Je veux l’amour dans nos prières,                 Quiero Amor en nuestras oraciones

Je veux des sourires dans la rue                     Quiero sonrisas en la calle

Loin des politiques corrompus                        Lejos de las politicas corruptas

Pour pouvoir passer au-dessus                       Para poder pasar por alto

Loin des promesses jamais tenues                 Lejos de las promesas nunca cumplidas

Référendum populaire                                          Referéndum Popular

Décision la plus éclaire                                          La decisión más iluminada 

Récupérer ce que l’on perd                                 Recupera lo que has perdido

L’humanité face au monétaire                             La humanidad frente al financiero      

Le discours mal entendu                                        Del discurso mal entendido

Seul le mépris nous est rendu                             Solo se nos devuelve desprecio

La stratégie est adoptée,                                       Han adoptado la estrategia

Nous diviser c’est mieux régner,                        De dividirnos para gobernar

Nous avons le devoir de chacun faire sa part Todos tenemos el deber de hacer cada uno su parte

Garder encore l’espoir                                             Mantener viva la esperanza

De reprendre le pouvoir                                         Para recuperar el Poder

Débranche ta télé et enfile ton gilet et ôte les chaines à tes pieds 

Desconecta tu televisor, ponte el chaleco y quítate las cadenas.

Je ne veux pas vivre dans un monde où les colombes ne viventplus… 

No quiero vivir en un mundo donde las palomas ya no viven …

Je m’en vais vous laisser un monde qui ne me correspond plus

Te dejo un mundo donde ya no quepo

Je ne veux pas vivre dans un monde où les colombes ne volent plus 

No quiero viviren un mundo donde las palomas ya no viven …

La resistencia francesa dobla a Macron (Mouris Salloum George: Director General del Club de Periodistas de México, A.C.)

Globalisación

Dentro de diez días, Emmanuel Jean-Michel Fréderic Macron cumple 41 años de edad. Su tarjeta de presentación dice: Presidente de Francia, copríncipe de Andorra y gran maestre de la Legión de Honor. Su llegada al poder lo dice todo: Empleado y asociado de la poderosa firma bancaria Rothschild. Es, pues, el señor Macron, un tecnócrata.

Los días decembrinos no se le acomodaron al Presidente francés para tener un buen cumpleaños. Cientos de miles de trabajadores y empleados se calzaron chalecos amarillos y han tomado las calles de París y otras ciudades francesas.

La resistencia popular es contra las políticas económicas neoliberales.

Incremento al salario mínimo y exención fiscal a pensionistas

El Presidente declaró hace unas horas Estado de Emergencia Económica y Política frente a las movilizaciones multitudinarias que recuerdan el Mayo francés de 1968 en que salieron a las calles millones de obreros y estudiantes. Al año siguiente cayó Charles de Gaulle.

El Presidente Macron seguramente recordó aquellos acontecimientos políticos. Obligado por la fuerza de los hechos dio dos respuestas al pliego petitorio de la resistencia francesa: 1) Incremento de 100 euros al salario mínimo, y 2) Baja de impuesto a las pensiones de los jubilados.

Es obra, lo anterior, de la política de la realidad. ¡Arde Europa! por la rebelión autonómica italiana. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May logra el aplazamiento de la votación parlamentaria sobre el Brexit; en España, el jefe de Gobierno Pedro Sánchez hace acrobacias con la negociación de los presupuestos generales para no verse obligado a adelantar las elecciones.

En la Casa Blanca, el orate Donald Trump es abandonado por su jefe de gabinete. En Argentina, Mauricio Macri no logra espantar la bitachera desencadenada por su anárquica gestión, no obstante el flotador que le lanzó el Fondo Monetario Internacional. En Brasil, antes de que inicie su mandato, al Presidente electo Jair Bolsonaro le empiezan a sacar los trapitos al sol.

En este globalizado México, el horno no está para bollos: Los demonios se han soltado contra el nuevo gobierno. Una advertencia es clara: Siempre se sabe cuando los movimientos sociales se desencadenan: Nunca se sabe ni cuándo ni cómo terminan. Es hora de andar sonda en mano. Macron lo hizo. Signo de sensatez.

Mouris Salloum George

Mouris Salloum George: Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Francia: Represión sin precedentes que no resuelve la crisis ( Por: Guillermo Almeyra Globalizacion 12-12-2018)

 

El gobierno de los multimillonarios, ante el resultado para él alarmante de la manifestación en París del 1 de diciembre, hizo todo lo posible para atemorizar a la población diciendo que este 8 de diciembre, en el acto 4 del conflicto con los Chalecos Amarillos, éstos irían a París para “destruir y matar”.

Inculcó además pánico entre los policías, que pidieron que interviniera el ejército, y estimuló el cierre y el acorazamiento de todos los negocios de los Champs Elysées, movilizó 89 mil robotcops y los blindados de la Gendarmería y, cuando estalló el movimiento de los estudiantes secundarios (los lycéens), los reprimió con detenciones masivas y teniendo esposados y de rodillas o arrodillados con las manos sobre la cabeza a decenas de adolescentes entre 12 y 15 años. Macron preparó así la opinión pública para una grave restricción de la libertad de manifestar y de las libertades democráticas y para una militarización del territorio.

París desde hace 50 años es una vitrina para el turismo de lujo, una ciudad conservadora y rica, un nuevo Versalles ajeno a la vida cotidiana de los franceses. Esa ciudad hostil y carísima que expulsó a los obreros, los artesanos, el pequeño comercio, los estudiantes pobres, los trabajadores en general a los suburbios mucho menos caros donde ellos se mezclan hoy con los desocupados, los trabajadores inmigrados y los bajos fondos.

La Francia popular que vive en las zonas rurales o en las ciudades medias donde las clases todavía están entremezcladas aunque en barrios diferentes no tiene nada que ver con ese París al que ahora trata de rescatar para cambiar el rumbo del país. Esa Francia profunda recuerda y reclama los Estados Generales y los Cuadernos de Reivindicaciones que precedieron la Revolución Francesa en 1788 y, en las ciudades medianas –como Narbonne, Marsella, Lyon- recuerdan también las insurrecciones de 1830, 1848 y la Comuna de París, que intentaron replicar, o 1936 y 1968, con sus grandes conquistas. Es una Francia que sabe que las conquistas se logran en la calle, no en las negociaciones en frío. El ex banquero Macron no comprende que en el ADN del pueblo francés están sobre todo las insurrecciones populares. Como mira hacia las clases dominantes y la alta pequeñoburguesía, que añoran la monarquía, sus oropeles y sus modales, cree poder moverse como un nuevo Bonaparte. Olvida que el pueblo francés de a pie no toma como modelo al Antiguo Régimen sino a los sansculottes que cortaron la cabeza al rey, parásito y traidor a la Nación trabajadora.

Al dejar fuera de juego a las municipalidades del norte (organizadas como comunas) o del sur (que fueron muchas veces repúblicas independientes), prescinde brutalmente de instrumentos de mediación, de amortiguadores sociales. Como no tiene un partido sino un mero instrumento electoral transitorio y, además, pasa por encima del Parlamento y hasta de sus ministros, tampoco tiene contacto con los electores y las élites locales.

Con su desprecio por la gente y su arrogancia, terminó así por reunir a todos contra su persona: desde los jueces, abogados, guardia-cárceles y alcaldes hasta los trabajadores industriales, de los servicios (transporte, escuelas, sanidad), los jubilados, cuya situación empeoró, y los empleados públicos, pues amenaza con despedir 150 mil. Políticamente, se opone a la derecha y la extrema derecha, que son nacionalistas y están contra la Unión Europea, al centroizquierda (Verdes y socialistas) y a los comunistas y los socialistas más radicales de la Francia Insumisa.

Ahora debe hacer frente a una crisis económica que él provocó, a una crisis social profunda y a una crisis política que debe enfrentar sin nadie atrás, ni partido, ni popularidad (que cayó al 25 por ciento). Su única carta fuerte consiste en que los Chalecos Amarillos recién ahora están coagulando sus reivindicaciones económicas y políticas heterogéneas y carecen de organización y de dirigentes políticos capaces de orientar el movimiento hacia una alternativa democrática al régimen y social al sistema capitalista recuperando la vieja solidaridad obrera, las soluciones colectivas y el odio al Estado que el comunismo de Maurice Thorez y Stalin o la socialdemocracia de León Blum, François Mitterrand y François Hollande trataron de enterrar.

¿Qué puede hacer Macron cuando cada sábado tendrá una nueva oleada de Chalecos amarillos en París? Ya tuvo que ceder con el impuesto al diésel y varios de sus proyectos y, si quiere ser por lo menos escuchado, deberá conceder de inmediato un aumento salarial concreto y anular sus planes más impopulares. Podrá intentar salvar la cara y no reintroducir el impuesto a la renta dirigido contra los muy ricos, pero deberá recurrir a tasas a las empresas que reemplacen los impuestos indirectos a todos los trabajadores que deberá eliminar. No podrá seguir defendiendo al gran capital diciendo al mismo tiempo que no es ni de izquierda ni de derecha porque quien trata de sentarse entre dos sillas se da un porrazo.

Con el odio popular que se ha granjeado deberá ahora enfrentar la rabia de los capitalistas, que se sentirán engañados y traicionados. Además, el movimiento de los Chalecos Amarillos es contagioso y en Bélgica, Holanda y Bulgaria ya está activo en medio de una crisis que amenaza a la U.E., con la Merkel que se va y con su propio prestigio por los suelos y en una economía mundial al borde de una nueva precipitación como la de 2008 de la cual Francia comenzaba a levantarse, y también al borde de una profunda crisis ambiental mundial con riesgos, por si fuera poco, de guerra atómica.

Macron pudo llegar al gobierno aprovechando la profunda derrota de los trabajadores y su debilitamiento por la desindustrialización desde los años 90. Ahora involuntariamente prepara las bases para la reconquista del terreno perdido por los oprimidos y un nivel de conciencia superior de éstos que recurrirá a la memoria profunda popular y a las grandes tradiciones históricas de Francia. Entramos en un período confuso y peligroso pero que podría ser también prometedor.

Guillermo Almeyra