Dr. Charles Hoffe: el 62% de los pacientes vacunados con Covid tienen daño cardíaco permanente.





 Es posible que haya oído hablar de una tolerancia reducida al ejercicio después de una vacuna Covid, trombosis, miocarditis, paros cardíacos…

Todos estos síntomas podrían estar vinculados al mismo mecanismo de acción de la vacuna (aquí Moderna), provocando un daño irreversible y una reducción de la esperanza de vida a unos pocos años como máximo.

Después de administrar alrededor de 900 dosis de la vacuna de ARNm COVID-19 experimental de Moderna, el Dr. Charles Hoffe, un médico valiente que ha ejercido la medicina durante 28 años en la pequeña ciudad rural de Lytton, Columbia Británica (Canadá), lanzó la llamada de atención sobre las reacciones graves que estaba viendo en sus pacientes que habían optado por vacunarse (había optado por NO hacerlo él mismo), incluida la muerte.

Después de hacer sonar la alarma, las autoridades médicas de su comunidad le impusieron una orden de silencio. Desafió ese silencio y fue entrevistado por Laura-Lynn Tyler Thompson en su programa donde hizo sonar las campanas de alarma.

Aquí hay un extracto de 8 minutos de la entrevista original (VOSTFR):

https://odysee.com/@LauraLynnTT:9/LyttonFires:2?src=embed

Por tomar la iniciativa de advertir a otros sobre los peligros de estas inyecciones experimentales, fue relevado de sus deberes en el hospital y perdió la mitad de sus ingresos.

La semana pasada, el Dr. Hoffe fue entrevistado nuevamente por Laura-Lynn Tyler Thompson, y continúa compartiendo con el público sus hallazgos con respecto a las inyecciones experimentales de COVID-19.

El Dr. Hoffe es un verdadero héroe hoy, arriesgando no solo su reputación, sino posiblemente su propia vida para proporcionar información importante sobre las inyecciones de COVID-19 que los globalistas que controlan los medios profesionales y las redes sociales están tratando de censurar.

En esta última entrevista, el Dr. Hoffe dice que los coágulos de sangre que los medios describen como «raros» son cualquier cosa menos raros, según las pruebas que realizó a sus propios pacientes que recientemente recibieron una de estas inyecciones.

Los coágulos de sangre de los que oímos hablar y que los medios dicen que son muy raros son los grandes coágulos que causan accidentes cerebrovasculares y aparecen en tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, etc.

Los coágulos de los que estoy hablando son microscópicos y demasiado pequeños para ser detectados por una tomografía computarizada. Por lo tanto, solo se pueden detectar mediante la prueba del dímero D.

Usando esta prueba con sus propios pacientes, el Dr. Hoffe dice que encontró evidencia de la presencia de pequeños coágulos de sangre en el 62% de sus pacientes que recibieron una inyección de ARNm.

Dice que estas personas ahora están discapacitadas de por vida y ya no podrán «hacer lo que solían hacer».

Estas personas no tienen idea de que estos coágulos de sangre microscópicos están ahí. Lo más preocupante de todo esto es que algunas partes del cuerpo, como el cerebro, la médula espinal, el corazón y los pulmones, no pueden regenerarse. Cuando estos tejidos son dañados por coágulos de sangre, se dañan permanentemente.

Su advertencia es muy severa: «Estas inyecciones están causando un daño enorme y lo peor está por llegar».

Fuente: https://healthimpactnews.com/2021/canadian-doctor-62-of-patients-vaccinated-for-covid-have-permanent-heart-damage/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s