Cada atún rojo pescado en las aguas de California ha demostrado ser contaminado por la radiación de Fukushima.

 

 

    Hace más de un año, en mayo de 2012, el Wall Street Journal informó de un estudio de la Universidad de Stanford. Daniel Madigan, un ecólogo marino que dirigió el estudio, fue citado de la siguiente manera: ” El número de atunes irradiados sube en flecha y la irradiación se trasmite a través del océano más grande del mundo. Nos sorprendió realmente descubrirlo y nos sorprendió aún más verlo en cada una de los atunes que medimos” .

 

    Otro miembro del grupo de estudio, el biólogo marino Nicholas Fisher, de la Universidad Stony Brook, en Nueva York, dijo: “Constatamos que absolutamente todos ellos tenían concentraciones comparables de cesio -134 y cesio -137. “

 

    Fue hace más de un año. Los peces que se analizaron tenían relativamente poca exposición a los residuos radiactivos vertidos en el océano debido a la fusión nuclear que se produjo en la planta de Fukushima Daiichi en marzo de 2011. Desde entonces, el flujo de contaminantes radiactivos (del vertido de 300 toneladas de agua irradiada por día) en el océano ha disminuido. Los peces que llegan a esta etapa de contaminación, vivirán infectados de por vida.

 

    El cesio radiactivo no se hunde hasta el fondo del mar, por lo que los peces nadan a través de él, en el medio ambiente, e lo ingieren a través de sus branquias o a través de organismos que han ingerido. Es un compuesto que no se produce de forma natural en la naturaleza, sin embargo, los niveles de cesio que se encentraron en los atunes en 2012 tenían niveles del 3%  más de lo habitual en sus cuerpos. Las medidas de este año no estaban disponibles, o por lo menos no hemos podido encontrar ninguna. Fui a investigar los efectos de la ingestión de cesio. Esto es lo que encontré:

 

    Si se produce el contacto con cesio radiactivo, que es muy poco probable, una persona puede experimentar daño celular debido a  la radiación de las partículas de cesio. Por esta razón, se pueden producir efectos tales como náuseas, vómitos, diarrea y sangrado. Cuando la exposición se alarga, la gente puede incluso caer en coma o incluso la muerte puede ocurrirle. La gravedad de los efectos depende de la fuerza de los individuos, de la duración de la exposición y de la concentración radiactiva en una persona expuesta a sus efectos.

 

    La vida media de cesio 134 es  de2, 0652 años. Para el cesio -137, la vida media es de 30,17 años.

(…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s